Falso Girasol-Heliopsis Helianthoides

 

Heliopsis Helianthoides es una planta perenne perteneciente a la familia Asteraceae, es originaria del Este y centro de estados Unidos y algunas zonas de Canadá, donde crece en bosques y praderas soleadas, en suelos secos o ligeramente húmedos y a lo largo de caminos. Es una planta herbácea de raíces gruesas que forma matas altas de entre sesenta y un metro veinte centímetros de altura. Sus tallos son delgados y rígidos de crecimiento vertical. Es conocida comúnmente como falso Girasol (Helianthus).

 

 

Las hojas son grandes y alargadas de alrededor de quince centímetros de longitud, tienen extremos puntiagudos y bordes dentados. Son de color verde y presentan una nerviación longitudinal pronunciada y nerviaciones secundarias mas superficiales. Florece de julio a septiembre, las flores son de color amarillo con pétalos alargados y estrechos que se disponen de forma circular a partir de un centro redondeado y prominente de color amarillo anaranjado mas oscuro que los pétalos. Las flores son similares a las de las Margaritas, atraen a las mariposas, abejas y otros insectos polinizadores. Actualmente existen muchas variedades con flores con distintas características.

 

 

Necesita una situación soleada, aunque puede tolerar sombra ligera, pero crece mejor a pleno sol. Se adapta a distintos tipos de suelo, pero prefiere suelos sueltos, que contengan arena y áridos que aseguren un perfecto drenaje. Mantendremos el suelo ligeramente fértil añadiendo un poco de abono anualmente a principios de primavera. Los ejemplares altos pueden necesitar soportes para permanecer erguidos. Las plantas de Heliopsis Helianthoides necesitan riegos moderados, es recomendable evitar empapar el sustrato y regar mas a menudo las plantas jóvenes y recién trasplantadas, especialmente en primavera y verano época de mayor desarrollo y floración. Los ejemplares adultos bien enraizados necesitan menos riegos, dejar secar ligeramente el sustrato entre riegos. Las plantas adultas pueden resistir periodos cortos de sequía pero se desarrollan mejor con riegos regulares.

 

 

Cortar el extremo de los tallos en primavera para conseguir plantas mas compactas y de menor altura, si las plantas se dejan crecer libremente pueden superar el metro de altura y suelen necesitar tutores para mantenerse erguidas. Retirar las flores desde su base a medida que se sequen, para fomentar el nacimiento de nuevas flores y alargar la floración. Es una planta adecuada para cultivar en climas de temperaturas invernales moderadas, puede resistir algún grado bajo cero de forma puntual y por un corto periodo de tiempo.

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas que podemos obtener de las flores fecundadas. Es una planta fácil de cultivar de poco mantenimiento, no suele tener muchos problemas con plagas y enfermedades en buenas condiciones de cultivo. Ocasionalmente puede aparecer algún pulgón en sus brotes y tallos jóvenes. El exceso de riego y mal drenaje pueden ocasionar ataques de hongos y pudriciones. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *