Margarita de colores-Argyranthemun Frutescens

 

Las Margaritas de colores son plantas arbustivas de crecimiento redondeado que proceden de la margarita canaria clásica de pétalos blancos Argyranthemun Frutescens originaria de las Islas Canarias. Actualmente hay muchas variedades e híbridos con tamaños y color de flores distintas y diferente numero de pétalos. Hay variedades que pueden llegar a medir cuarenta o cincuenta centímetros de altura y otras con alturas cercanas al metro. Son plantas perennes densas y compactas muy decorativas.

 

 

 

img_20161107_123312285

 

Las hojas son compuestas están muy divididas en lóbulos o segmentos alargados que a su vez se dividen  en otros mas pequeños, miden entre cinco y diez centímetros de longitud, son de color verde y tienen bordes irregulares. Las hojas se desarrollan a lo largo de tallos muy ramificados que se vuelven leñosos y de color marrón en la base de la planta.

 

img_20161112_165746508

 

img_20161107_123307080

 

Las flores son redondeadas y aplanadas con centros redondeados de color amarillo, tienen un numero variable de pétalos dependiendo de la variedad. Hay ejemplares con flores de color rosa pálido, rosa intenso, amarillo, color fresa e incluso rojas, aparte de la estrella de las margaritas con pétalos de color blanco. Las flores pueden ser simples con una sola fila de pétalos o dobles con muchos pétalos, dependiendo de la variedad pueden medir entre cuatro y ocho centímetros de diámetro. Todas ellas son muy bonitas y florecen especialmente en primavera cuando la floración es mas abundante, pueden dar algunas flores en verano y volver a florecer en otoño.

 

 

 

Es imprescindible proporcionarles una situación soleada para que se desarrollen y florezcan correctamente, de al menos cinco o seis horas de sol directo al día. Necesitan espacio para crecer, podemos cultivarlas en el jardin o en macetas grandes. Suelo ricos en materia orgánica, sueltos y bien drenados, prefieren un ph neutro o ligeramente ácido para crecer bien.

 

 

dscn0253

 

Riegos abundantes y frecuentes en plantas jóvenes y recién trasplantadas, evitando empapar el sustrato, las plantas de Margarita son muy sensibles al exceso de agua que pudre fácilmente sus raíces. Las plantas cultivadas en macetas necesitan riegos mas frecuentes, sobretodo en primavera y verano con temperaturas altas. Distanciaremos los riegos en otoño e invierno. Los ejemplares adultos cultivados en el suelo del jardin y bien establecidos pueden resistir periodos cortos de sequía.

 

 

 

Es recomendable quitar las flores a medida que se secan, cortaremos todo el tallo floral, así mantendremos las plantas en buenas condiciones y favoreceremos nuevas floraciones. A finales de invierno o principios de primavera cortaremos el extremo de sus tallos para favorecer el nacimiento de nuevos brotes y una floración mas abundante y retiraremos las hojas secas de la parte inferior de sus tallos para mantener las plantas sanas. En otoño cortaremos parte de su vegetación pero siempre por encima de algunos nudos de crecimiento o yemas, si cortamos los tallos demasiado bajos pueden secarse totalmente.

 

 

 

Las plantas de margarita son adecuadas para cultivar en climas cálidos, sin embargo las plantas adultas y bien enraizadas sobre el terreno pueden soportar el frió, incluso alguna helada breve y esporádica, pero no temperaturas extremadamente frías ni heladas continuadas. Si las temperaturas son muy frías necesitan protección.

 

 

DSCN0253

 

Se reproduce fácilmente por esquejes terminales, podemos utilizar los restos de poda para obtener esquejes para su reproducción. Obtendremos los esquejes en primavera o en otoño, retiraremos las hojas inferiores del esqueje e introduciremos en la tierra al menos una tercera parte de su longitud, los colocaremos en macetas independientes con un sustrato rico en turba, suelto y bien drenado. Pondremos las macetas en un lugar parcialmente sombreado manteniendo la tierra ligeramente húmeda.

 

 

 

Las plantas de Argyranthemun Frutsencens son muy resistentes ante las plagas del jardin, ocasionalmente pueden aparecer pequeños pulgones en sus brotes tiernos o en los tallos florales, pulverizaremos las plantas con insecticidas anti pulgones para eliminarlos, aplicaremos los productos al atardecer para evitar quemaduras en las hojas y flores. En condiciones de excesivo riego o mal drenaje pueden aparecer problemas con hongos y pudriciones, es imprescindible proporcionar a las plantas un drenaje adecuado y regar las plantas con moderacion. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *