Hosta Fortunei Aureomarginata

 

Hosta Fortunei Aureomarginata es un planta perenne rizomatosa de crecimiento compacto perteneciente a la familia Asparagaceae, las Hostas son originarias de China, Japón, Corea y zonas del este de Rusia donde crecen en zonas boscosas o próximas a bosques. Forma matas compactas y redondeadas de treinta a cuarenta y cinco centímetros de altura y de cuarenta y cinco a sesenta centímetros de diámetro.

 

 

Las hojas son ovaladas y anchas de alrededor de veinte centímetros de largo y de diez o doce centímetros de ancho, son de color verde oliva y tienen extremos puntiagudos, son hojas variegadas, presentan los bordes de color crema y nerviaciones o venas muy marcadas que dan a la hoja un aspecto rugoso. En otoño e invierno las hojas empiezan a secarse y las plantas entran en un estado de reposo vegetativo hasta finales de invierno o principios de primavera cuando empiezan a brotar de nuevo con la subida de las temperaturas.

 

 

Las flores aparecen de mediados a finales de verano, crecen reunidas en inflorescencias de entre sesenta y ochenta centímetros de altura que sobresalen por encima de las hojas, el tallo floral es cilíndrico y estrecho de color verde. Las son muy bonitas, son estrelladas en forma de campana de un suave color lavanda. Atraen a los colibríes y a los insectos polinizadores.

 

 

 

Situación parcialmente soleada o de sombra luminosa, pueden recibir algunas horas de sol directo al día a primeras horas de la mañana, en climas muy calurosos es mejor colocarla a sombra parcial o de sol filtrado para que sus hojas no se quemen con el sol. Suelo ligeramente húmedo rico en materia orgánica y bien drenado, neutro o ligeramente ácido. prefiere que el suelo contenga arena para facilitar el drenaje y evitar que sus raíces se pudran. Es una planta perfecta para cubrir el suelo sembrada en grupos o combinada con otras plantas como Astilbes o Agapanthus, formando composiciones o macizos, también es adecuada para grandes macetas y para borduras. Ideal para sembrar en zonas arboladas protegidas del sol directo. Resiste la polución de las ciudades.

 

Hosta Fortunei Aureomarginata combinada con Astilbe.

 

Las plantas necesitan riegos regulares especialmente en verano con altas temperaturas, prefieren un suelo fresco y ligeramente húmedo pero bien drenado. Es recomendable regar directamente sobre el suelo evitando mojar las hojas. En otoño e invierno disminuiremos los riegos a medida que las temperaturas bajen. Si el terreno es arcilloso añadiremos arena y materia orgánica para enriquecer el terreno y para que el suelo drene correctamente y las raíces de la planta estén mas aireadas y no se pudran.

 

Perfecta formando macizos de flores con «Agapanthus»

 

 

Retiraremos las inflorescencias secas a medida que termine la floración, en otoño o principios de invierno cortaremos las hojas y tallos secos y estropeados y limpiaremos la zona mientras las plantas entran en reposo vegetativo. Resisten temperaturas moderadamente frías invernales, pero en climas muy fríos es aconsejable acolchar el terreno para proteger las raíces del frió. Colocaremos corteza de pino o algún otro material aislante como el mantillo de hojas alrededor de las plantas y sobre las raíces si las hojas desaparecen en invierno.

 

 

Se reproducen fácilmente por división de mata, las plantas adultas y bien establecidas sobre el terreno pueden dividirse en época de crecimiento, preferiblemente a principios de primavera extraeremos de la tierra porciones de planta que contengan sus propias raíces y varias hojas o yemas de crecimiento y las trasplantaremos en un sustrato de calidad, colocandolas en un emplazamiento parcialmente sombreado y protegido del viento, mantendremos la tierra ligeramente húmeda y en unas semanas las plantas enraizaran.

 

 

Es una planta muy fácil de cultivar resistente a ataques de insectos y enfermedades. El exceso de agua o mal drenaje del sustrato puede ocasionar ataques de hongos y pudriciones por que deberemos adecuar los riegos y proporcionar a las plantas un drenaje perfecto. El sol intenso puede provocar quemaduras en sus hojas especialmente en verano si las temperaturas son muy cálidas. Vigilar la aparición de caracoles o babosas que ocasionan graves desperfectos en las hojas, es recomendable colocar cebos para ellos a principios de primavera para que evitar destrozos. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *