Helecho pata de conejo-Davallia Fejeensis

 

Este helecho es nativo de las islas Fiji, en Oceanía, donde se desarrollan en un clima tropical húmedo. Es una planta de crecimiento redondeado. Sus raíces crecen hasta salir de la maceta donde esta cultivado, llegando a cubrirlas por completo. Sus raíces son de color gris, tienen apariencia pelosa se asemejan a patas de conejo, de hay su proviene su nombre común. Se asemeja a Davallia Canariensis.

 

 

 

Son plantas muy resistentes pero son amantes de la humedad ambiental. Necesitan un riego semanal en primavera y otoño y dos riegos semanales durante el verano con temperaturas más altas. En invierno si los cultivamos en exterior necesitan poco riego, en interior una vez semanal suele ser suficiente durante el invierno.

 

 

img_20161107_122403842

 

Las planta de Davallia Fejeensis prefieren estar situadas en una posición de sombra luminosa, en exterior un lugar ideal es situarlos en recipientes colgantes bajo arboles donde no reciban directamente los rayos del sol. El sol directo puede quemar las hojas y vuelve sus raíces de color marrón. Necesita un sustrato rico en nutrientes, suelto y esponjoso que contenga turba, un perfecto drenaje es esencial para prevenir pudriciones.

 

 

En la naturaleza son plantas epifitas no necesitan sustrato de plantación, crecen enganchadas con sus raíces sobre otras plantas. Trasplantar cuando las plantas y raíces tengan poco espacio, aprovechar para obtener esquejes de raíz que contengan alguna hoja y brotes.

 

img_20161107_122422948

 

 

Desde el principio de primavera hasta el final de otoño, es recomendable abonar las plantas, utilizar un abono liquido para plantas verdes cada tres o cuatro semanas, en invierno no abonar. Si la cultivamos en interior debemos pulverizarla a menudo para mantener la humedad.

 

 

 

Se reproduce mediante división de planta utilizando raíces con brotes nuevos, hay que sujetarlos en la nueva tierra y mantenerla húmeda hasta que vayan creciendo. No regar demasiado la planta para prevenir pudriciones. Si la cultivamos en exterior pierde parte de las hojas cuando bajan las temperaturas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *