Geranio de Hiedra-Pelargonium Peltatum

 

Esta variedad de geranio es un planta colgante o rastrera originaria de África del sur. Sus hojas son verdes y carnosas, con forma redondeada y contornos irregulares, tienen cinco lóbulos, partes onduladas en el extremo de sus hojas, son parecidas a las hojas de la hiedra. En algunas variedades, sus hojas están dibujadas por tonos verdes más oscuros. Es un Pelargonium y no un «Geranium» (que es otro tipo de planta), aunque su nombre común sea Geranio de Hiedra.

 

DSCN1861

 

Sus ramas son finas y largas, pueden medir cuarenta centímetros e incluso más, si están sembrados directamente en el jardin, cerca de arbustos, suelen trepar por ellos, incluso varios metros. si no tienen arbustos cerca se comportan como rastreras. Quedan muy decorativas cultivadas en cestas colgantes, para la decoración de jardines, patios y terrazas.

 

 

 

DSCN1569

 

Sus flores son muy alegres llenas de color, puede florecer durante todo el año dependiendo del clima donde lo cultivemos, mas abundantemente durante la primavera y verano. Sus flores pueden ser simples, dobles o semidobles, dependiendo de la variedad.

 

 

 

Florece abundantemente desde primavera hasta finales de otoño, dependiendo del clima de cultivo. Sus flores pueden ser blancas, rosas en una gran variedad de tonos, granates, en diferentes tonos rojos, lilas, y de colores combinados como flores rojas y blancas. Las variedades de flores simples suelen tener las hojas de menor tamaño, y sus flores son blancas, rosadas o rojas generalmente.

 

img_20161007_182933974

 

 

Prefiere un sustrato de calidad, suelto y con un drenaje excelente. Lo cultivaremos a pleno sol, si el clima es muy caluroso, en verano lo protegeremos del sol las horas centrales del día. Necesita mucho sol para florecer correctamente, en ubicaciones sombreadas apenas florece y sus ramas se alargan en exceso y se debilitan.

 

DSCN1509

 

 

Si lo cultivamos en climas con inviernos fríos, es mejor cultivarlo en macetas, para poder protegerlo fácilmente, sobretodo si hay riesgo de heladas. Podemos abonar una o dos veces al mes, más a menudo en época de crecimiento durante la primavera, principio de verano y principio de otoño, abonar menos o nada los meses de calor y frío extremo.

 

 

 

Elegiremos un abono mineral, rico en potasio y fósforo para estimular la resistencia de la planta y la floración, que no contenga mucho nitrógeno, ya que favorecería el nacimiento de mas hojas en lugar de más flores, algún aporte de quelatos de hierro también es aconsejable para prevenir amarilleo de las hojas, «clorosis».

 

img_20161007_182940468

 

 

Regaremos moderadamente, más a menudo los ejemplares recién trasplantados, los cultivados en macetas y en época de altas temperaturas. En invierno riegos distanciados y escasos, a medida que van subiendo las temperaturas ir aumentando los riegos, en verano deben ser bastante frecuentes si las temperaturas son muy altas, depende del clima donde los cultivemos.

 

el Pelargonio Peltatum queda espectacular en cestas colgantes.

 

 

 

Si queremos plantas más compactas, es conveniente  podar de forma regular, cuando la planta no este en floración, para favorecer el nacimiento de mas brotes y floraciones futuras mas abundantes, acortaremos sobretodo las ramas más largas por encima de un brote fuerte y sano. Si la planta es muy vieja practicaremos una poda mas fuerte al principio de primavera para rejuvenecerla.

 

Perfecto sembrado directamente en el suelo del jardin.

 

Es conveniente retirar las flores a medida que se van secando, y cortar las ramas secas o en malas condiciones, así como las hojas secas o estropeadas, así potenciaremos nuevos brotes y más flores. También es conveniente, siempre que sea posible, retirar todas las zonas de la planta que se vean afectadas por cualquier tipo de plaga, para prevenir que afecten a las zonas sanas y a otras plantas.

 

 

 

Para reproducirlo, podemos aprovechar los restos de poda, siempre que estén sanos y en buenas condiciones. Elegiremos si es posible, brotes terminales que contengan varias hojas, eliminando las hojas inferiores del tallo, introduciremos en la tierra al menos dos terceras partes del esqueje, y mantendremos la humedad del sustrato, sobretodo las primeras semanas hasta que desarrollen raíces, utilizaremos un sustrato suelto y de calidad y los situaremos en sombra parcial las primeras semanas.

 

El geranio de hiedra queda muy decorativo en composiciones sembrado junto a otras plantas, creando contrastes de color, en esta composición junto con cóleos, festuca y salvia azul.

 

 

 

Los pelargonium pueden ser atacados por «la mariposa del geranio» Cacyreus marshalli, una mariposa africana, entre mayo y octubre, estas pequeñas mariposas de color marrón depositan sus huevos ceca de las flores del geranio, cuando eclosionan las pequeñas larvas se introducen en los tallos y los atacan desde dentro, ya que se alimentan de su sabia.

 

 

 

Perforan orificios por los que salir y atacar a nuevas plantas, estas orugas son de color verde de uno o dos centímetros, son devastadoras pudiendo acabar con toda la planta. Apreciaremos troncos ennegrecidos y con orificios y flores y capullos flácidos y perforados. Las variedades de flores simples son mas resistentes a estos ataques.

 

 

 

La mejor forma de atacar esta plaga es la prevención, pulverizando las plantas frecuentemente con insecticidas específicos, quincenalmente desde mayo a octubre. También puede ser atacada por royas, mosca blanca o pulgones, habrá que tratar con productos específicos hasta su eliminación. DIFICULTAD BAJA.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *