Diosma Hirsuta

 

Diosma Hirsuta es una planta arbustiva perenne, originaria de Sudáfrica. Son plantas muy ramificadas de crecimiento compacto y redondeado lento, de cuarenta a sesenta o setenta centímetros de altura y de anchura. Sus ramas son muy finas de color verde que se vuelven de color marrón y leñosas en la parte inferior de la planta, Sus hojas son muy delgadas y pequeñas de medio a un centímetro de longitud, parecidas a las hojas del romero o del brezo, terminadas en punta, son de color verde o verde grisáceo. Son aromáticas, si se frotan desprenden sus aceites esenciales.

 

 

Florece abundantemente desde mediados de invierno hasta mediados de primavera. Sus flores de apariencia delicada, son muy pequeñas no llegan al centímetro de diámetro. Tienen cinco estambres y forma de estrella con cinco pétalos, de un color rosa pálido muy bonito, son perfumadas, contienen aceites esenciales. La floración es muy abundante cubriendo la planta casi por completo. Las flores atraen a las mariposas, abejas y abejorros. En otoño maduran sus frutos, son muy pequeños en forma de capsulas, se abren para que puedan salir sus cinco pequeñas semillas de color negro.

 

 

Emplazamiento soleado, donde reciba al menos cinco o seis horas de sol directo al día, para que pueda desarrollarse y florecer abundantemente. En situaciones de menos sol la planta florecera menos. Podemos cultivarla directamente en el jardin o en macetas y jardineras. Es una planta muy decorativa, queda especialmente bonita cultivada como ejemplar aislado o creando macizos de color. Necesita un sustrato suelto y permeable que drene apropiadamente, rico en turba y arena para asegurar el drenaje, puede cultivarse en suelos algo ácidos o neutros pero no le gustan los suelos calcáreos.

 

Regar de forma regular en primavera y verano, distanciar los riegos en otoño e invierno, dejar secar la tierra entre riegos para evitar excesos de agua. Las plantas jóvenes y recién trasplantadas necesitan riegos mas frecuentes, especialmente las cultivadas en macetas. Una vez establecidas necesitan poca agua, pueden resisten periodos de sequía, son adecuadas para jardines de poco riego y mantenimiento y para rocallas.

 

 

Cuando finaliza la floración es aconsejable podar el extremo de los tallos, así conseguiremos plantas mas compactas y redondeadas. Puede resistir temperaturas bajas, pero si son extremas es conveniente proteger las plantas, especialmente las raíces, colocando una buena capa de “mulching” alrededor de la base de la planta, en forma de sustrato o corteza de pino, para mantener sus raíces a salvo del frió.

 

 

En ocasiones Diosma Hirsuta se puede confundir con “Coleonema Pulchellum” una planta de floración similar y hojas parecidas, son diferentes en su tamaño y cultivo. Diosma Hirsuta es una planta mas compacta y de porte mas reducido en relación a Coleonema. Coleonema admite suelos calizos, Diosma Hirsuta no. Hay distintas variedades de Diosma Hirsuta como “Pink Fountain” o “Sunset Gold”, ( de hojas verde claro amarillento y flores blancas) ambas muy decorativas. Diosma Hirsuta se puede reproducir por semillas frescas, recién recogidas y por esquejes. Es una planta de bajo, mantenimiento muy resistente ante las plagas y enfermedades típicas del jardin. DIFICULTAD BAJA.

 

Un comentario sobre “Diosma Hirsuta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *