Diosma Ericoides

 

Diosma Ericoides es una planta arbustiva perenne perteneciente a la familia Rutaceae, es originaria del Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica. Es un arbusto bajo y pequeño muy ramificado de crecimiento redondeado, alcanza alturas de alrededor de cuarenta centímetros de altura. Sus tallos son muy delgados y se desarrollan de forma vertical o ligeramente abierta, se vuelven leñosos con la edad. Es una planta muy resistente y fácil de cultivar de bajo mantenimiento. Diosma Ericoides se parece a «Coleonema Pulchellum«, pero Coleonema es un arbusto mas alto y menos denso. También es similar a «Diosma Hirsuta«.

 

 

Las hojas son alargadas y estrechas, puntiagudas y pequeñas, de alrededor de un centímetro de longitud, son lisas sin vellosidad, aparecen a lo largo de los tallos y se agrupan principalmente en el extremo de los tallos, se asemejan a las flores del Romero o a las del Brezo. Son aromáticas, contienen aceites esenciales, desprenden un suave perfume especialmente cuando se estrujan.

 

 

 

Florece de Marzo a Septiembre, sus flores son pequeñas de entre medio centímetro a uno, son de color blanco o blancas con tonos rosados, tienen cinco pequeños pétalos ovales con extremos redondeados, contienen cinco pequeños estambres. Las flores crecen en solitario o en pequeños grupos en el extremo de los tallos. Florece abundantemente en primavera y verano pero puede dar algunas flores en otras épocas de año. Sus flores atraen a las mariposas y demás insectos polinizadores.

 

 

 

Diosma Ericoides necesita una situación soleada para desarrollarse y florecer abundantemente. Es adecuada para cultivar en macetas y en el suelo del jardin, como ejemplar aislado o en grupos formando setos bajos, borduras o en rocallas y desniveles. Se adapta a distinto tipos de suelo, incluso a suelos pobres, pero en cultivo prefiere suelos ligeramente enriquecidos y que drenen perfectamente. No necesitan mucho abono, pero es recomendable añadir junto con el agua de riego un poco de abono para plantas de flor para favorecer una floración abundante, lo aplicaremos en primavera y verano una vez al mes sera suficiente. Su las hojas amarillean puede necesitar una exposición mas soleada o quelatos de hierro para reverdecer sus hojas.

 

 

Las planta jóvenes y recién trasplantadas necesitan riegos regulares especialmente en primavera y verano con temperaturas altas y también los ejemplares cultivados en macetas. Las plantas bien enraizadas sobre el terreno necesitan menos riego y pueden soportar periodos de sequía sobretodo si están cultivadas directamente en el suelo del jardin. Evitar empapar el sustrato, dejar secar el suelo entre riegos. En invierno necesita menos riego, solo regar ligeramente de vez en cuando la tierra este muy seca. Diosma Ericoides se adapta a terrenos secos, pudiendo resistir periodos de sequía cuando esta establecida, sin embargo agradece pequeños riegos especialmente durante la primavera y verano cuando esta en floración y las temperaturas son altas.

 

 

 

Diosma Ericoides no necesita muchas podas, pero es recomendable recortar el extremo de sus tallos cuando finalice la floración para fomentar el nacimiento de nuevos brotes, plantas mas compactas y abundantes floraciones futuras . A finales de invierno es recomendable cortar los tallos secos y estropeados para mantener la planta con buen aspecto y saludable.

 

 

 

Es adecuada para cultivar en climas de temperaturas invernales moderadas, libres de heladas, puede resistir temperaturas de algunos grados bajo cero si son breves y poco frecuentes. Diosma Ericoides resiste muy bien las temperaturas altas, es adecuada para cultivar en jardines de poco mantenimiento y poco riego cuando las plantas están bien enraizadas.

 

 

 

Diosma Ericoides se reproduce por semillas en primavera o por esquejes, podemos utilizar los restos de poda sanas para obtener esquejes, seleccionaremos trozos terminales de tallo y les quitaremos las hojas inferiores, introduciremos en tierra al menos una tercera parte de la longitud del esqueje. Utilizaremos un sustrato suelto y esponjoso que drene bien, colocaremos los recipientes en un emplazamiento parcialmente soleado o con sol tamizado y mantendremos la tierra ligeramente húmeda, en unos meses los esquejes habrán desarrollado raíces.

 

 

Es una planta muy resistente ante las plagas de insectos y enfermedades. Su principal enemigo es el exceso de riego y mal drenaje del sustrato de plantación. Un riego excesivo puede provocar ataques de hongos y pudrición de raíces. El frió intenso y las heladas continuadas pueden acabar con los ejemplares. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *