Clavel de Aire-Tillandsia Aeranthos Cultivar

 

La Tillandsia Aeranthus o «Clavel de Aire» es una planta epifita, no necesita tierra para vivir, vive colgada de las ramas de los arboles, se desarrolla fácilmente en exterior si dispone de una alta humedad ambiental. Es originaria de Sudamérica donde crece de forma natural, en climas con inviernos cálidos con alta humedad ambiental. Este cultivar es un híbrido que no florece. Es una planta muy fácil de cultivar de bajo mantenimiento.

 

DSCN4155

 

Son plantas que no disponen de raíces. En sus lugares de origen, para sujetarse a las ramas de los arboles utilizan el extremo inferior de sus tallos, lo que parecen raíces, son estructuras vegetativas que le permiten anclarse al árbol. Si las cultivamos fuera de su habitad natural estos extremos se sujetan con finos alambres para poder colgar las plantas de  arboles, voladizos o estructuras elevadas.

 

img_20161107_122452771

 

Sus tallos crecen apretados, formando masas redondeadas muy originales y atractivas. Sus hojas son de color verde grisáceo, tienen forma alargada y triangular, son gruesas y rígidas terminadas en punta. Las hojas crecen rodeando el tallo, superpuestas unas sobre otras, crecen curvándose hacia el exterior. Los tallos adultos pueden llegar a medir mas de cincuenta centímetros de longitud creando en su conjunto formas redondeadas de gran diámetro.

 

img_20161107_122445366

 

Prefieren situaciones de sombra parcial o sol filtrado, especialmente si las cultivamos en climas con veranos muy cálidos. Podemos colgarlas de las ramas de los arboles mediante un alambre, si el ejemplar es muy grande utilizar una alambre grueso para sujetarla, ya que llegan a pesar bastante y el aire podría tirarla. También podemos colgarla de cualquier otra estructura elevada, es frecuente verla colgada de barandillas y balcones.

 

img_20161107_122732698

 

No necesita tierra para vivir por lo que no es necesario ningún tipo de sustrato ni abono especial. Estas plantas adsorben los nutrientes principalmente del agua, no adsorben nutrientes de los arboles en los que crecen colgadas por lo que no los perjudican. Necesitan pulverizaciones frecuentes, especialmente durante el verano con temperaturas cálidas. Cultivadas como plantas de interior, es recomendable sumergir la planta a menudo en agua para que se hidrate, es importante que escurra fácilmente el exceso de agua.

 

 

Podemos cultivarlas en exterior en climas con inviernos moderados con temperaturas que no sean inferiores a los catorce grados, no le gusta el frió intenso, ni las heladas. Si la cultivamos en climas fríos es mejor cultivarlas en interior por lo menos los meses de invierno, o colocarlas dentro de invernaderos a salvo de las heladas. En interior colocarlas cerca de la ventana donde dispongan de una buena luminosidad.

 

 

Es una planta muy resistente a plagas y enfermedades. Se reproduce fácilmente por división, para ello separaremos algunos tallos de la planta madre y mediante alambres los colgaremos de ramas o estructuras elevadas. Al cabo de algún tiempo estos tallos generaran nuevos tallos junto a ellos hasta desarrollar formas redondeadas muy atractivas. PLANTA DE DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *