Pendientes de la Reina-Fuchsia

 

Fuchsia es una planta perenne, parcialmente resistente, originaria de América. Es una planta muy ramificada, sus dimensiones varían dependiendo de la variedad, de entre treinta y cuarenta centímetros de altura y de treinta a cincuenta centímetros de diámetro. Sus tallos son algo vellosos de crecimiento erecto y postrado. Las hojas son ovaladas y pequeñas terminadas en punta, de color verde y bordes dentados. Son plantas muy decorativas de aspecto delicado.

 

 

 

Florece desde primavera hasta principios de otoño, las flores son muy bonitas y originales, acampanadas y colgantes están unidas a un tallo o pedúnculo largo, crecen a lo largo de los extremos de los tallos. Las flores pueden ser de varios colores, rosas en distintos tonos, rojas, fucsias, blancas y bicolores, todas ellas muy ornamentales.
.
.

 

9 Fuchsia - trailing

 

Situación luminosa, a pleno sol solo en climas de temperaturas moderadas, generalmente se cultiva en sombra parcial. Es recomendable evitar el sol de las horas centrales del día, especialmente durante el verano y en climas de temperaturas altas, donde preferirá una situación sombría al mediodía.

 

 

 

Son adecuadas para cultivar directamente en el suelo del jardin, o en macetas y jardineras, es muy popular cultivarla en macetas colgantes. Plantar en primavera en marzo, abril o mayo dependiendo del clima, cuando haya pasado el riesgo de heladas. Colocarla en un lugar resguardado de los vientos. En jardin solo suelen cultivarse las variedades mas rusticas y en climas con temperaturas invernales moderadas libres de heladas.

 

 

 

Necesita un sustrato fértil, ligeramente húmedo pero bien drenado. abonar de forma regular en primavera y verano con un fertilizante liquido rico en potasio y fósforo para favorecer el crecimiento y floración de las plantas, lo aplicaremos dos veces al mes en época de mayor desarrollo. Al final de invierno o principios de primavera es aconsejable aportar abono orgánico a los ejemplares cultivados en el jardin. Puede necesitar aportes de quelatos de hierro si se aprecian hojas amarillentas.

 

 

 

Riegos regulares manteniendo el sustrato ligeramente húmedo, es imprescindible no empapar las plantas son muy susceptibles a pudriciones. Si las cultivamos en macetas no colocar platos bajo su base, no soporta el agua estancada a sus pies. El grado de humedad justo en el sustrato es esencial para mantener la planta saludable. Si el riego es excesivo los tallos se pudren y si es escaso la planta languidece. Regar siempre que sea posible con agua de lluvia evitando mojar las hojas.

 

 

 

Hay diferentes variedades de Fuchsias, unas mas resistentes al frió que otras, sin embargo todas ellas necesitan protección ante las heladas. Es recomendable cultivar las plantas en macetas si el clima es frió durante el invierno, de este modo sera mas fácil proteger las plantas, colocandolas en lugares mas resguardados o en el interior de invernaderos.

.

 

 

Retirar las flores marchitas de forma regular para mantener las plantas en buenas condiciones. Es recomendable cortar el extremo de los tallos de las plantas adultas en primavera para potenciar la ramificación y conseguir una mayor floración. Es aconsejable recortar los tallos en otoño para mantener las plantas durante el invierno.

 

 

 

Si queremos mantener las plantas en espalderas es necesario entrenar las plantas desde pequeñas enredando los tallos tiernos sobre ellas. Para la formación de arbustos tupidos serán necesarios repetidos pinzamientos laterales para conseguir nuevos brotes, esto retrasara la floración pero la aumentara.

 

 

 

Se reproduce por esquejes, de madera blanda en primavera y verano y por estacas de madera dura en otoño, colocar en un lugar protegido a sombra parcial, mantener el sustrato húmedo para que arraiguen. Uno de sus principales enemigos es el exceso de riego o retención de agua en el sustrato, las plantas de Fuchsia son muy sensibles al encharcamiento produciendo rapidamente pudriciones.

 

 

 

Las Fuchsias pueden presentar problemas con plagas típicas del jardin, pueden ser atacadas por mosca blanca, ácaros y cochinillas o pulgones, serán necesarios tratamientos fitosanitarios específicos para tratar las plagas y eliminarlos. En condiciones de mucha humedad o de falta de aireación pueden aparecer hongos como el oídio. Trataremos con productos fungicidas anti oídio para su eliminación. La mayoría de tratamientos se aplican en pulverizacion, siendo aconsejable aplicarlos al atardecer para no ocasionar quemaduras en las hojas. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *