Pelargonium Perfumado-Pelargonium Exstipulatum

 

En Suráfrica, de donde es originario este pelargonium, hay muchas variedades, mas de doscientas especies de la familia Geraniáceas. El pelargonium Exstipulatum, es una planta muy atractiva como la mayoría de especies de esta familia. Tiene un crecimiento redondeado y hojas de color verde grisáceo.

 

 

Sus flores son de un color rosa purpura muy original, es una planta muy atractiva aunque no este en floración, el color de sus hojas hace un bonito contraste en el jardin donde la mayoría de plantas tienen las hojas de color verde. Este pelargonium es originario de la Provincia del Cabo en Sudáfrica.

 

 

Es un pequeño arbusto de crecimiento redondeado, puede llegar a alcanzar el metro de altura y unos cincuenta centímetros de altura. Sus tallos son herbáceos cuando son jóvenes, se vuelven leñosas con la madurez. Sus hojas tienen forma de pequeños abanicos de bordes ondulados, son de color verde grisáceo, aterciopeladas y muy fragantes cuando se estrujan o aplastan, son de tacto pegajoso. Los peciolos o tallos que sostienen las flores permanecen durante mucho tiempo sobre la planta.

 

 

El Pelargonium Exstipulatum florece durante largo tiempo, si las temperaturas son altas puede empezar a florecer en primavera y continuar haciendolo hasta principios de invierno. En primavera su floración es espectacular. Sus flores de un bonito color purpura rosado tiene cinco pétalos, los dos pétalos superiores están unidos en su base, tienen algún dibujo purpura o rojizo en su centro, los tres pétalos inferiores están separados entre si. Sus estambres producen polen de color naranja.

 

 

Crece en situaciones soleadas, suelo arenoso y rocoso. Crece espontáneamente en Sudáfrica, donde no necesita aportes hídricos extras. En condiciones de cultivo, los ejemplares jóvenes, necesitan riegos moderados para facilitar su crecimiento, podemos sembrarlos acompañando a otras plantas de exigencias de humedad similares. Es una planta adecuada para jardines sostenibles que no necesiten demasiados riegos. Adecuadas para rocallas en situaciones soleadas y con un suelo bien drenado.

 

 

El fruto es pequeño y dispone de una pequeña cola para facilitar la dispersión de la semilla por el viento. En la naturaleza, el fruto alargado, cuando esta maduro se abre y libera sus semillas, que son arrastradas por el viento. Estas germinan cuando entran en contacto con tierra húmeda, usan su cola para sujetarse a la tierra. Para su reproducción podemos utilizar esquejes, si el clima es cálido podemos recogerlos en cualquier época del año, si no, es preferible en primavera u otoño. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *