Melissa-Melissa Officinalis

 

Melissa es una planta herbácea aromática, perenne, es originaria de Europa y zonas de Asia. El crecimiento de la planta es compacto y redondeado de veinte a cuarenta centímetros de altura y treinta a cuarenta centímetros de diámetro. Sus tallos son largos y erectos presentan cuatro aristas, las hojas son de color verde mas o menos intenso dependiendo de la exposición solar, crecen de forma alterna sobre los tallos de dos en dos.

 

 

Las hojas son muy aromáticas desprenden un maravilloso aroma a limón, tiene forma ovalada y presentan nerviaciones muy marcadas, su textura es rugosa. Las hojas terminan en punta y sus bordes son dentados, son muy aromáticas, especialmente cuando se friccionan, desprendiendo un maravilloso aroma a limón o citronela. Es una planta de crecimiento rápido que se ha naturalizado en muchos lugares.

 

 

Melissa florece en verano, las flores crecen agrupadas en el extremo de largos tallos de crecimiento vertical,  sobresalen por encima de las hojas, son muy pequeñas de color blanco cremoso. Los frutos son pequeños, cuando maduran liberan una gran cantidad de semillas que son dispersadas por el viento y por los pájaros que ayudan a su reproducion.

 

img_20160924_192102114

 

Son plantas muy fáciles de cultivar, pueden cultivarse a pleno sol, sombra parcial o sombra especialmente en climas de veranos calurosos. No necesita un sustrato especial siempre que disponga de un buen drenaje, pero prefiere un sustrato rico en nutrientes. Podemos cultivarla en macetas o directamente en el suelo del jardin. En ocasiones se puede comportar como una planta invasiva, la planta libera una gran cantidad de semillas que germinan fácilmente lo que hace que se reproduzca por si misma.

 

 

Riego regular en ejemplares jóvenes y recién trasplantados especialmente en las plantas cultivadas en macetas y durante el verano con temperaturas altas. Una vez bien establecidas y bien enraizadas las plantas resisten periodos de sequía sobretodo las plantas sembradas en el suelo del jardin. Evitar empapar el terreno, facilitando el drenaje especialmente de las plantas sembradas en macetas.

 

 

Es conveniente cortar la espigas florales secas y las hojas y tallos a medida que se estropean. Durante el invierno la parte aérea de la planta se seca para brotar de nuevo en primavera con fuerza cuando las temperaturas suben, como ocurre con la menta. Las plantas resisten temperaturas bajas, aunque no su parte aérea ni hojas ni tallos, es recomendable señalizar el terreno, puesto que de las raíces subterráneas brotan nuevos tallos en primavera.

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas, están germinan muy fácilmente. Si se dejan los tallos florales en la planta las flores liberan las semillas cuando están maduras alrededor de la planta madre germinando cuando encuentran condiciones favorables. Si deseamos que crezcan en un lugar determinado solo tendremos que espolvorear las semillas maduras sobre el emplazamiento deseado cubriéndola tierra ligeramente con el paso del tiempo germinaran y se desarrollaran nuevas plantas. El viento y los pájaros contribuyen a su propagación. También podemos reproducirlas por división de mata, retirando parte de sus raíces con sus tallos y brotes correspondientes y sembrarlos en un emplazamiento separado y protegido manteniendo la planta ligeramente húmeda.

 

 

Melissa se utiliza para dar sabor al te, condimentar salsas, sopas y postres, y en la fabricación de licores. Se utiliza en infusión, tiene propiedades relajantes, como repelente de insectos y para el tratamiento de picaduras entre otras cualidades. Es una planta muy resistente ante las plagas típicas del jardin, es muy importante proporcionarles un sustrato bien drenado para evitar ataques de hongos y podriciones. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *