Malva Silvestre Americana-Malva de la Pradera-Sidalcea Candida

 

Sidalcea Candida es una planta herbácea perenne perteneciente a la familia Malvaceae, es originaria de Estados Unidos, Nevada, Coloado, Wyomig y sur de Nuevo México. crecen en prados montañosos y en las proximidades de arroyos. Forma matas compactas bajas de treinta o cuarenta centímetros de altura y alrededor de noventa centímetros de diámetro que pueden alcanzar alrededor de un metro de altura en floración. Es una planta muy bonita que cubre muy bien el terreno, aunque es perenne entra en un periodo de latencia invernal brotando de nuevo en primavera.

 

 

 

Las hojas son redondeadas de color verde medio y están divididas en cinco a siete folíolos ovoides, de bordes irregulares. Florece en verano entre junio y septiembre dependiendo del clima de cultivo, sus espigas florales crecen erectas sobre el montículo de hojas, las flores son de color blanco, tienen cinco pétalos ovalados acorazonados muy delgados, miden alrededor de dos centímetros y medio de diámetro. Los tallos florales pueden utilizarse como flor cortada.

 

 

Sidalcea Candida necesita una situación soleada o parcialmente soleada para desarrollarse correctamente, cultivarla en un suelo suelto, rico en humus, arenoso y bien drenado, mantener una separación entre plantas de al menos cuarenta centímetros. Forma masas densas en montículos que cubren el suelo, es una planta muy decorativa ideal para borduras y jardines silvestres, perfecta sembrada en grupos. Riegos regulares en primavera y verano, manteniendo el suelo ligeramente húmedo pero evitando el encharcamiento, mas frecuentes en plantas jóvenes y recién incorporadas al jardin. No resiste suelos pesados o excesivamente mojados, especialmente en invierno cuando se encuentra en reposo.

 

 

 

Admite bien la poda, es recomendable cortar las inflorescencias secas para favorecer nuevas floraciones. Es recomendable retirar la vegetación en otoño a medida que se va secando para mantener la zona limpia y libre de plagas. Es una planta muy rustica que soporta temperaturas invernales frías e incluso heladas. Las plantas entran en un periodo de reposo vegetativo durante el invierno y brotan de nuevo en primavera con la subida de las temperaturas, mantener el suelo bien drenado durante el invierno.

 

 

 

Se reproducen por semillas y por división en primavera. Es recomendable dividir las plantas cada tres o cuatro años para rejuvenecerlas y vigorizarlas. Es una planta muy fácil de cultivar que no teme el frió ya que entra en un periodo de reposo invernal brotando de nuevo en primavera. Es una planta resistente a ataques de insectos y enfermedades, ocasionalmente pueden ser atacadas por babosas y caracoles que provocan desperfectos en los nuevos brotes, el mal drenaje o exceso de riego puede provocar ataques de hongos y pudriciones. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *