Liriope Muscari

 

Liriope Muscari es una planta herbácea perenne, tuberosa, perteneciente a la familia Asparagaceae. Es originaria de Japón. Es una planta herbácea densa de poca altura, de hojas delgadas y largas que nacen desde la base de la planta , son generalmente de color verde intenso, arqueadas hacia el exterior, pero existen variedades con hojas de color verde con franjas de color amarillo.

 

 

Florecen en verano y otoño, las espigas florales van abriendo sucesivamente durante unos meses. Sobresalen por encima de sus hojas, pueden medir de veinte o veinticinco centímetros a treinta centímetros de altura en plena floración, son estrechas y redondeadas de crecimiento vertical, están compuestas de pequeñas flores de color azul violeta, existen variedades con flores de color blanco. Las flores dan paso a pequeños frutos redondeados de color negro.

 

 

Situación sombreada o parcialmente sombreada. Adecuada para sembrar debajo de arboles o arbustos creando pequeñas borduras, también para cultivar en macetas, puede tolerar algunas horas de sol directo al día si el clima no es muy caluroso. Sembrar en grupos de veinte a veinticinco centímetros de diámetro, no sembrar muy cerca de otras plantas en sitios adecuado ya que se reproduce mucho por si misma, formando un tapiz verde que puede colonizar áreas del jardin reservadas para otra plantas.

 

 

Queda muy decorativa cultivada cerca de plantas bulbosas. Se adapta a distintos tipos de suelo siempre que dispongan de un adecuado drenaje, pero prefiere un suelo suelto, rico en humus y ligeramente ácido. Es recomendable acolchar el terreno de plantación con materia orgánica como corteza de pino o virutas vegetales. A finales de invierno añadiremos un poco de materia orgánica como humus para enriquecer el terreno. Es una planta muy resistente que incluso puede adaptarse a emplazamientos soleados y a terrenos pobres.

 

 

Aunque prefiere un suelo ligeramente húmedo al principio de su plantación, las plantas bien establecidas pueden resistir periodos de sequía, sin embargo agradecerán un poco de riego si la sequía se alarga. Es aconsejable retirar las hojas secas y estropeadas a finales de invierno o principios de primavera para dar paso a la nueva vegetación, especialmente en zonas con temperaturas frías durante el invierno. Podemos cortar las bayas florales cuando finalice la floración para mantener el buen aspecto de la planta.

.

 

Sus hojas se comportan como perennes o parcialmente perennes en climas de inviernos de temperaturas moderadas o cálidas. En climas algo fríos la vegetación se reemplaza año tras año, necesitan protección en climas muy fríos o se comportan como plantas anuales. Se reproducen  las por semillas o división de mata en primavera.

 

 

Por división de mata es un método muy efectivo, especialmente en plantas adultas y voluminosas, separaremos partes de la planta madre que contengan hojas junto a partes de raíz y las colocaremos en emplazamientos separados. Las plantas cultivadas en lugares apropiados llegan a formar matas amplias lo que facilita su división, con el tiempo sus delgadas y largas hojas llegan a cubrir el terreno. Son plantas resistentes a plagas y enfermedades, ocasionalmente pueden tener problemas con caracoles y babosas o ácaros. DIFICULTAD BAJA.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *