Coreopsis Grandiflora Early Sunrise

 

Coreopsis Grandiflora Early Sunrise es una planta perenne perteneciente a la familia Asteraceae, es originaria de Norteamérica. Es una planta de crecimiento redondeado que mide entre veinticinco y cuarenta y cinco centímetros de altura y puede alcanzar alrededor de cincuenta centímetros de diámetro. Sus tallos son delgados de crecimiento vertical. Aunque es una planta perenne su vida es corta, no suele vivir mas de tres o cuatro años.

 

 

 

Las hojas son pequeñas, alargadas y estrechas de color verde intenso, pueden ser enteras o estar divididas en dos, tres o cuatro folíolos, siendo el central el mas grande y de mayor longitud, presentan una nerviación longitudinal marcada y extremos agudos, sus bordes son enteros. Las hojas están cubiertas de una fina vellosidad.

 

 

 

Florece de mediados de finales de primavera a finales de verano o principios de otoño, las flores se desarrollan en solitario en el extremo de largos tallos florales cilíndricos y estrechos que sobresalen por encima de la vegetación. Las flores son de color amarillo brillante de alrededor de cinco centímetros de diámetro, semidobles, presentan un gran numero de pétalos de extremos irregulares y centro de color amarillo anaranjado. Las flores atraen a as mariposas y a las abejas.

 

 

Situación soleada, o parcialmente soleada especialmente con temperaturas altas. Suelo medianamente fértil, suelto y arenoso, bien drenado, aunque prefiere terrenos de calidad puede adaptarse a terrenos pobres y calcáreos. No necesita demasiado abono, solo añadir un poco de sustrato enriquecido anualmente a principios de primavera. Es ideal para cultivar en grupos en macizos o creando borduras, También podemos cultivarla en macetas o jardineras para decorar patios o terrazas, el color amarillo brillante de sus flores aporta mucha luminosidad al jardin o a la terraza.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano época de máximo crecimiento y floración, evitar empapar el terreno que puede provocar ataques de hongos y pudriciones, dejar secar ligeramente el sustrato entre riegos. Regar a menudo los ejemplares jóvenes y recién trasplantados, una vez establecidos y bien enraizados sobre el terreno necesitan menos agua, se pueden distanciar los riegos y puede resistir periodos de sequía.

 

 

No necesita muchas podas, solo retirar las flores secas desde la base del tallo floral a medida que se vayan secando para favorecer el crecimiento de nuevas flores y mantener las plantas en buenas condiciones. Coreopsis prefiere ser cultivada en climas de temperaturas cálidas y secas, puede resistir temperaturas inferiores en invierno siempre que no sean extremas y se adapta a climas húmedos con temperaturas altas.

 

 

Se reproduce por semillas que se siembran en primavera con temperaturas de alrededor de dieciséis o dieciocho grados. También podemos dividir las plantas adultas a principios de primavera cuando decae la floración de los ejemplares a partir del tercer año, dividiremos las plantas en varias porciones y las sembraremos en un nuevo sustrato, mantendremos la tierra ligeramente húmeda hasta que las plantas arraiguen correctamente.

 

 

Son plantas muy resistentes pero pueden presentar problemas con pulgones o arañas, los ejemplares afectados deben ser tratados con insecticidas específicos. Es recomendable vigilar la aparición de mordeduras en las hojas y brotes que suelen ser provocados por babosas y caracoles. Proporcionar un drenaje perfecto para evitar podredumbres y ataques de hongos. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *