Asiento de Tractor-Boina de Vasco-Ligularia Reniformis

 

Ligularia Reniformis es una planta perenne perteneciente a la familia Asteraceae, es originaria de Asia.    Forma matas redondeadas de hojas grandes con forma riñón o asiento de tractor (nombre por que se la conoce en algunos lugares de habla inglesa). Las plantas pueden medir de cincuenta a un metro de altura y un diámetro similar.

 

 

 

Sus hojas pueden desaparecer durante el invierno si el clima es demasiado frió y brotar de nuevo en primavera con la subida de las temperaturas, en climas cálidos son perennes. Es una planta muy decorativa, indicada especialmente para rincones sombríos del jardin donde el verde de sus hojas se intensifica. Las hojas crecen horizontales cubriendo sus pedúnculos, parecen flotar en el aire.

 

 

Sus hojas son parcialmente perennes, dependiendo del clima de cultivo, son grandes y redondeadas de color verde intenso brillante, tienen bordes arqueados hacia el interior de la hoja lo que les da su parecido al «asiento de un tractor», las hojas crecen en el extremo superior de un pedúnculo largo, erecto o colgante, redondeado y cilíndrico grueso. Las hojas presentan una abertura en el punto de conexión con el pedúnculo, separando la hoja en dos formas redondeadas separadas en este extremo, con forma arriñonada.

 

 

 

Tienen nerviaciones hendidas y gruesas de color verde claro amarillentas que parten de la base del pedúnculo y en el borde de su apertura central. Las hojas de las plantas grandes cultivadas en emplazamientos adecuados y condiciones favorables pueden llegar a medir hasta cuarenta y cinco centímetros de diámetro y estar unidas a tallos o peciolos de alrededor de ochenta centímetros de longitud.

 

 

Florece en primavera o verano, sus flores tienen forma de margaritas con de diez a catorce pétalos ovales de color amarillo intenso y centros amarillos, las flores se desarrollan a lo largo de tallos florales compuestos que sobresalen por encima de la vegetación. Los tallos florales están divididos en distintos pedúnculos que unen las flores con el tallo floral principal.

 

 

 

Situación parcialmente soleada o de sombra luminosa, bajo arboles o arbustos, también es adecuada para cultivar en grandes macetas para decorar patios o terrazas de sombra, en climas no excesivamente cálidos admiten ser cultivadas a pleno sol. Quedan muy decorativas sembradas en grupos en el jardin formando borduras, eligir un emplazamiento protegido del viento. Perfectas también en combinación con Aralias.

 

 

 

Suelo rico en turba y nutrientes bien drenado. Abonar el terreno a principios de primavera con materia orgánica. En primavera podemos añadir mensualmente un poco de abono especial para plantas verdes junto con el agua de riego, en invierno no abonar.

 

 

 

Riegos regulares especialmente en verano con temperaturas cálidas, mantener el sustrato ligeramente húmedo evitando los encharcamientos, es recomendable acolchar el terreno especialmente en verano para mantener la humedad, podemos utilizar restos de hojas, las hojas grandes se secan rapidamente si les falta la humedad. Disminuir los riegos en otoño a medida que las temperaturas empiezan a suavizarse, en invierno necesita menos riegos

 

 

Cortar las hojas adultas a medida que se vayan secando para mantener los ejemplares sanos y evitar plagas de insectos u hongos que pueden proliferar sobre ellas, retirar todo el tallo de la hoja hasta su base. En ocasiones las hojas pueden estropearse con la llegada del invierno, si es así, cortaremos toda la vegetación dañada, en primavera nuevas hojas brotaran desde su base.

 

 

Es una planta rustica, resistente a bajas temperaturas puesto que entra en reposo invernal si las temperaturas son bajas, las hojas brotan de nuevo en primavera cuando suben las temperaturas. En climas de inviernos cálidos o temperaturas moderadas la vegetación es perenne.

 

 

Ligularia Reniformis se reproduce por semilla y por división de mata. Es recomendable dividir las plantas cada cuatro años, de este modo multiplicaremos las plantas fácilmente y al mismo tiempo renovaremos y rejuveneceremos las plantas ya existentes, que producirán nuevas hojas despues de la división. Son plantas resistentes ante las plagas y enfermedades típicas del jardin, en ocasiones las babosas y caracoles pueden estropear su vegetación, hay que vigilar su aparición. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *