Hierba de la Moneda-Lysimachia Nummularia Aurea

 

Lysinachia Nummularia Aurea es una planta perenne tapizante perteneciente a la familia Primulaceae, es originaria de Europa donde se desarrolla en suelos húmedos boscosos y cerca de aguas dulces. Es una planta rastrera de escasa altura que genera raíces a lo largo de los tallos horizontales que cubren la tierra, es de crecimiento rápido y se extiende en poco tiempo  formando una preciosa cubierta vegetal. En algunos lugares es considerada una planta invasiva debido a su rápido crecimiento.

 

 

Es una planta amplia de tallos largos y cilíndricos, colgantes o rastreros, mi delgados. Sus hojas son redondeadas, acorazonadas y pequeñas de alrededor de dos centímetros de diámetro, son de color verde claro o verde dorado al igual que sus tallos, de aspecto algo rugoso y nerviaciones hendidas marcadas, crecen en pares enfrentados en los nudos de los tallos. Florece a finales de primavera o en verano, desarrolla muchas flores de color amarillo intenso que crecen en las axilas de las hojas a lo largo de sus tallos.

 

 

Situación parcialmente soleada a sombra luminosa, suelo de plantación fértil, rico en materia orgánica y arcilla. Es adecuada para cultivar en macetas y sembrada directamente en el jardin, perfecta como planta colgante y como planta tapizante cubriendo rapidamente el suelo. También se utiliza como planta de acuario.

 

 

Riegos regulares en primavera y especialmente en verano con temperaturas altas, el sustrato debe permanecer siempre ligeramente húmedo, no soporta la sequía, disminuir los riegos en otoño y en invierno. Evitar encharcar la tierra para evitar problemas con hongos y pudriciones, el exceso de agua debe fluir libremente por los agujeros de drenaje.

 

 

Es recomendable efectuar podas de mantenimiento a finales de invierno principios de primavera eliminando parte de sus tallos para controlar su crecimiento, si no la controlamos puede invadir el espacio destinado a otras plantas convirtiéndose en invasora. Admite temperaturas cálidas y frías de alrededor de cero grados hasta valores próximos a veintisiete grados, aunque prefiere temperaturas de entre dieciocho y veinticuatro grados. Resiste las heladas.

 

 

Se reproduce fácilmente a principios de primavera o finales de verano por semillas, esquejes, trozos de tallo enraizados y división de mata. No suele tener problemas con plagas de insectos o con enfermedades, siempre que mantengamos el sustrato ligeramente húmedo. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *