Platycerium Angolense-Platycerium Elephantotis

 

Platycerium Angolense es una planta epifita, una variedad de helecho perteneciente a la familia Polipodiaceae, es originaria de Angola y zonas de África con clima tropical. En la naturaleza crece de forma aérea enganchada en las ramas de los arboles, se alimenta de las partículas de materia orgánica que el aire deposita sobre su vegetación, el agua de la lluvia y la humedad de las selvas tropicales la mantienen hidratada. También puede crecer entre rocas comportándose como una planta «litófita».

 

 

Es una planta grande frecuentemente cultivada en macetas colgantes. Sus hojas son grandes y enteras no están divididas como en otras variedades de Platycerium pueden medir cerca de setenta centímetros de longitud y treinta de anchura en ejemplares adultos. Tienen hojas de color verde de crecimiento erecto o colgante de bordes ondulados, presentan una red de nerviaciones longitudinales muy divididas, en ejemplares adultos presentan esporas en a parte posterior de la hoja, los esporangios donde se desarrollan las esporas se sitúan en el envés de la parte superior de la hoja. Las hojas o frondes de su base son de color marrón, son gruesas y esponjosas, estériles, no presentan esporas, pueden medir hasta setenta centímetros de longitud y cerca de cincuenta de anchura en ejemplares adultos. Estas frondas son las encargadas de adsorber las sustancias nutritivas y el agua que la planta necesita. Platycerium Angolense al tratarse de un helecho carece de flores.

 

 

Situacion parcialmente sombreada, prefiere sombra luminosa con temperaturas altas. Para su cultivo se utilizan frecuentemente macetas colgantes con sustratos ligeros que contengan turba y musgo de esfagno. También se cultivan en un lecho de cortezas o sobre troncos intentando imitar su crecimiento natural. Podemos abonar las plantas en primavera con un abono especial para plantas verdes bastante mas diluido de lo habitual, una vez al mes sera suficiente.

 

 

Es recomendable efectuar el riego por inmersión colocando la base de la planta en agua de lluvia o agua libre de cal durante diez minutos, dejar escurrir el agua sobrante y colocar la planta en su emplazamiento habitual. En otoño e invierno sumergir menos tiempo y de forma mas distanciada.

 

 

Platycerium Angolense necesita altos grados de humedad ambiental, en cultivo procuraremos imitar la humedad de su habitad natural. Necesita una humedad ambiental de entre el sesenta y ochenta por cien, crece bien en invernaderos que dispongan de vaporizadores o humidificadores, si los cultivamos como planta de interior podemos colocarlo sobre una base de bolas de arcilla humedecida pero es imprescindible que el agua del recipiente quede alejado de la base de la maceta o de la planta para evitar pudriciones.

 

 

Las hojas de color marrón de su base no deben ser cortadas nunca, ya que se tratan de una parte de la planta muy importante para su normal desarrollo, ellas son las encargadas de la sujeción de la planta y de adsorber los nutrientes y el agua que la planta necesita para vivir.

 

 

Las plantas de Platycerium Angolense deben ser cultivadas en un ambiente cálido, sufren en climas de temperaturas frías en los que deben ser cultivadas en invernaderos o como plantas de interior húmedo y cálido. Solo podemos cultivarlas en exterior en climas con temperaturas similares a los de sus países de origen, cálidos y húmedos.

 

 

Platycerium Angolense se reproduce por esporas en la naturaleza como la mayoría de helechos, en cultivo se multiplican por división de matas, las plantas adultas generan pequeñas plantas a su alrededor que se pueden separa de la planta madre para sujetar sobre troncos o plantar en pequeñas macetas con un sustrato adecuado, mantendremos la base de la planta ligeramente húmeda para que se adhiera al sustrato de plantación o al tronco. Para sujetar las pequeñas plantas a ramas nos ayudaremos de musgo de esfagno y cuerda natural.

 

 

Son plantas resistentes en condiciones adecuadas de cultivo, pero al tratarse de plantas que necesitan mucha humedad pueden ser atacadas por plagas de insectos como cochinilla algodonosa y pulgones. Necesitaremos tratar las plantas con insecticidas específicos en pulverizacion para deshacernos de ellas y mantener las plantas sanas. El exceso de humedad en su base puede provocar pudriciones y a muerte de la planta, es esencial que su base escurra o drene perfectamente. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *