Nomeolvides-Myosotis Silvatica

 

Planta herbacea perenne o anual perteneciente a la familia Boraginaceae, Las Plantas de Myosotis son originarias generalmente de Nueva Zelanda es originaria pero Myosotis Silvatica es originaria de Europa, es frecuente en Irlanda y en Inglaterra. Es una planta pequeña de entre quince y treinta centímetros de altura y alrededor de quince centímetros de diámetro. Forma matas densas muy ramificadas por pequeños tallos de crecimiento vertical o ligeramente abierto cubiertos de una fina vellosidad. En su habitad natural crece en zonas rocosas y boscosas.

 

 

 

Actualmente hay muchas variedades y cultivares de distintas alturas y con flores de color azul, rosa o blanco, desarrolladas a partir de Myosotis Sylvatica. Las hojas crecen de forma alterna sobre los tallos tiene forma ovalo-lanceada, son de color verde y están cubiertas por una fina vellosidad, sus bordes son enteros pero presentan también son vellosos, miden ente tres y siete centímetros de longitud. En la parte inferior de la planta las hojas crecen mas apretadas reunidas en rosetas, en la arte alta crecen mas distanciadas, la base de las hojas abraza el tallo y no presentan peciolos de unión.

 

 

 

 

Myosotis Sylvatica florece abundantemente en primavera pero continua dando algunas flores hasta mediados de verano, las flores crecen a largo de finos tallos florales que sobresalen en los extremos de la planta. Los capullos de las flores son frecuentemente de color rosado pero cambian a color celeste a medida que maduran. Las pequeñas flores tienen cinco pétalos ovales de color azul claro y centros amarillos que presentan un punto oscuro en su interior y dibujos blancos sobresalientes en forma de pequeños “rayos de sol”. Las flores son muy pequeñas no suelen superar el centímetro de diámetro, pero son muy bonitas y abundantes de apariencia delicada. Sus semillas de color marrón son brillantes y minúsculas.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada. Suelo suelto y esponjoso, fértil, rico en nutrientes, que contenga arena para facilitar el drenaje aunque prefiere el suelo ligeramente húmedo. Se adapta a suelos pobres y rocosos. Adecuada para sembrar en los bordes de los caminos del jardin y en rocallas, para jardines silvestres y zonas cercanas a arboles. Queda perfecta cultivada en grupos y formando composiciones junto a otras plantas de floración primaveral como Primula Acaulis  junto a bulbos de Tulipanes, Freesias o Narcisos.

 

 

 

 

Riegos regulares y moderados evitando empapar el sustrato, mantener la tierra ligeramente húmeda pero evitar encharcar el sustrato, en condiciones de excesiva humedad pueden presentarse problemas de hongos que manchan sus hojas y pudriciones sus delicadas raíces son sensibles al exceso de agua. Riegos mas abundantes y frecuentes en primavera y verano con altas temperaturas, distanciar los riegos en otoño e invierno a menudo que las temperaturas bajen.

 

 

 

 

Si cultivamos la planta como planta de una temporada es aconsejable recortar las inflorescencias secas para favorecer nuevas floraciones. Si queremos obtener nuevas plantas para próximas temporadas se recomienda dejar que las flores desarrollen las semillas, para que se auto siembren por si mismas o para recogerlas y almacenarlas para sembrarlas mas adelante. Prefiere ser cultivada en climas de inviernos templados, en estos climas sus hojas pueden permanecer durante el invierno, generalmente se comportan como bienales manteniendo la vegetación en el primer año de vida y floreciendo al siguiente.

 

 

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas. En climas adecuados se naturaliza y se auto siembra, las plantas desarrollan infinidad de minúsculas semillas que germinan cuando las temperaturas son las adecuadas formando un precios conjunto de diminutas flores celestes. Se siembran las semillas a mediados de verano en climas de temperaturas invernales moderadas para que florezcan al año siguiente. En climas de temperaturas invernales bajas se siembran en invernaderos durante el invierno para trasplantar al exterior en primavera. Las semillas son muy pequeñas por lo que se habrán de cubrir muy ligeramente para que germinen adecuadamente. Las plantas pueden llegar a ser invasivas por la gran cantidad de semillas que producen, se naturaliza fácilmente en climas de temperaturas moderadas y calidas.

 

 

 

 

No suelen tener problemas con plagas de insectos, pero en condiciones de mucha humedad pueden verse afectadas por hongos que manchan sus hojas, como el Oídio o la Roya, en cuyos casos deberán ser tratadas con productos fungicidas específicos en pulverizacion para su control y eliminación. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *