Cineraria de Flor-Cineraria Híbrida-Pericallis Hybrida

 

Pericallis Hybrida es un grupo de plantas anuales anteriormente conocidas como Cineraria Híbrida, y algunos botánicos la incluyen en el genero Senecio. Son plantas pertenecientes a la familia Asteraceae, se originaron a partir del cruce de dos plantas distintas Pericallis Cruenta y Pericallis Lanatta ambas originarias de las Islas Canarias, un grupo de estos híbridos son muy populares y son conocidos por el nombre “Pericallis Senetti”, las flores son mas grandes y sus pétalos mas alargados.

 

 

 

La planta es compacta de crecimiento erecto y redondeado esta muy ramificada desde la base, mide alrededor de treinta centímetros de altura y de diámetro. Sus tallos son muy delgados y están provistos de hojas acorazonadas de color verde intenso que presentan bordes irregulares.

 

 

 

Florece abundantemente desde finales de invierno o primavera hasta principios de verano, sus flores tienen forma de margaritas de pétalos alargados de forma ovalada, las flores pueden ser rosas, rojas, blancas, violetas y bicolores azul/blanco, rosa/blanco o rojo/blanco, atraen a las mariposas. Las plantas son muy bonitas y decorativas especialmente en floración. La floración es muy abundante, las flores pueden llegar a cubrir totalmente la vegetación.

 

 

DSCN1558

 

Necesitan una exposición soleada o parcialmente soleada para crecer y florecer correctamente. Son adecuadas para cultivar en macetas o jardineras y directamente en el suelo del jardin. Utilizaremos un sustrato esponjoso y suelto rico en turba y nutrientes, es necesario que drene correctamente, para ello colocaremos una capa de áridos en la base de la maceta e o en el hueco de plantación, si colocamos platos bajos las macetas vaciaremos el agua sobrante del riego o colocaremos pequeñas piedras o bolas de arcilla para aislar la base de la maceta del agua y evitar pudriciones. Utilizaremos un abono liquido especial para plantas de flor rico en fósforo para favorecer la floración, lo aplicaremos quincenalmente en primavera y principios de verano.

 

 

 

Mantener el sustrato ligeramente húmedo especialmente en primavera y verano con temperaturas mas altas y cuando las plantas están floreciendo. Evitar empapar el sustrato y asegurarnos de que el agua sobrante del riego drene correctamente para evitar pudriciones, dejar secar el sustrato ligeramente entre riegos, incrementar la frecuencia de riegos en verano. Es recomendable evitar mojar las hojas y especialmente las flores que se estropean muy fácilmente con el agua.

 

 

 

Cortar las flores marchitas a medida que se secan, eliminar todo el peciolo hasta su base para mantener las plantas en buenas condiciones. Si la floración decae podemos recortar el extremo de los tallos para que la planta desarrolle nuevos brotes florales alargando la floración.

 

 

 

La planta generalmente se cultiva como anual, no resiste las temperaturas demasiado altas, si el clima es caluroso la planta se debilita y se seca. Puede sobrevivir al verano si las temperaturas son moderadas. Si las temperaturas invernales son muy frías la planta necesita protección, puede resistir temperaturas frías pero no excesivamente frías ni heladas. Puede comportarse como perenne en climas de temperaturas moderadas durante todo el año con clima estival fresco y húmedo e invernal moderado.

 

 

247

 

Las plantas se multiplican fácilmente por semillas que deberán ser plantadas en primavera en semilleros con un sustrato arenoso, las semillas se cubren ligeramente y se mantiene la tierra ligeramente húmeda, colocaremos los semilleros en un lugar caldeado y ventilado a sombra parcial, hasta que las plantas puedan ser trasplantadas a macetas con un sustrato esponjoso rico en turba. Si reproducimos las plantas por semillas las plantas resultantes pueden ser distintas de las plantas de las que proceden, al tratarse de plantas híbridas. Para conseguir plantas iguales a su progenitora es aconsejable reproducir la planta por esquejes.

 

 

 

Las plantas de Pericallis Hybrida son plantas fáciles de cultivar bastante resistentes a plagas y enfermedades, pero cuando suben las temperaturas las plantas pueden presentar problemas con pulgones que pueden aparecer en los tallos tiernos y con pequeñas orugas minadoras que forman caminos entre la capa superior e inferior de las hojas dañandolas, es recomendable tratar las plantas afectadas con un insecticida especifico para solucionar estos problemas. El frió o calor excesivo puede dañar seriamente a las plantas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *