Alisum Maritimo-Alyssum Maritimun-Lobularia Maritima

 

Estas plantas son nativas de Europa, Norte de África y Asia. Es muy común en el mediterráneo. Son plantas de baja altura y crecimiento redondeado, sus hojas son muy pequeñas, verdes y alargadas. Es muy apreciada por su larga y abundante floración.

 

 

 

Las flores muy pequeñas también, crecen agrupadas en tallos terminales, muchas veces llegan a cubrir totalmente las hojas, son de color blanco, pero existen variedades de flores lilas de tono intenso, violetas, y lila más suave. Florece abundantemente sobre todo en climas templados.

 

 

 

Florece desde primavera hasta finales de verano o mediados de otoño, según el clima. Las flores son perfumadas y aguantan mucho tiempo en la planta. Son adecuadas para rocallas y como cubre suelos. Prefiere una situación soleada y un suelo con buen drenaje. Puede comportarse como anual o bianual, el segundo año suele ser más dedil.

 

 

img_20161015_190425232

 

Regar a menudo sobretodo en días calurosos, procurando que el sustrato no quede encharcado, lo que seria letal para la planta. Crece mejor en suelos ricos en nutrientes, pero algo arenosos para facilitar el drenaje. No dejar secar totalmente el sustrato en días calurosos.

 

img_20161015_190410954

 

 

Resiste bien el frió, incluso las heladas. Podar las ramas secas, y los botones florales deteriorados, así conseguimos un mejor aspecto de las plantas y que rebrote con más fuerza cuando suban las temperaturas en primavera.

 

 

 

Abonar desde el inicio del crecimiento y durante la época de floración con un abono mineral rico en fósforo y potasio para favorecer la floración. Antes de sembrarlos al final de invierno añadir al terreno de plantación estiércol para enriquecer el terreno.

 

 

img_20161015_190355040

 

Se reproduce por semillas sembradas al final del invierno y principio de primavera. No dejar secar el sustrato hasta que las nuevas plantas surjan, después regar con mucha delicadeza, con una lluvia muy fina, para no dañarlas hasta que estén preparadas para su trasplante.

 

 

No suele ser atacada por plagas de insectos ni hongos, pero hay que vigilar el posible exceso de riego y acumulación de agua que pudrirían muy fácilmente sus finas raíces. Si las cultivamos en macetas, añadiremos una capa de pequeñas piedras en el fondo de ellas, para facilitar la salida del agua de riego. PLANTA CON GRADO DE DIFICULTAD BAJO.

 

img_20161015_190342413

 

img_20161015_190404699

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *