Rhipsalis Bacifera Horrida

 

El Rhipsalis Bacifera Hórrida es un cactus originario de Madagascar, es un cactus epifito, crece en los arboles sujeto a sus ramas, no necesita tierra para vivir. Hay otras variedades de Rhipsalis Bacifera que se encuentran en distintas zonas del mundo, pero la variedad Hórrida es exclusiva de Madagascar en África. Este cactus tiene un habito de crecimiento colgante.

 

 

Esta formado por muchos tallos carnosos cilíndricos, recubiertos por pequeños grupos de finas pilosidades de color blanco, sus tallos son de color verde que se vuelven de color marrón rojizo en exposiciones soleadas o de máxima luminosidad.

 

 

 

El cactus Rhipsalis Bacifera Hórrida es muy parecido al cactus Rhipsalis Pilocarpa, ya que la forma cilíndrica de sus tallos y sus pilosidades son muy similares. Es fácil confundirnos si no presentan flores o frutos. El primero desarrolla flores a lo largo de los tallos, mientras que el Pilocarpa desarrolla las flores agrupadas en el extremo de sus tallos.

 

 

Las flores del cactus Rhipsalis Bacifera Hórrida, son minúsculas de color blanco verdoso y las flores del  Rhipsalis Pilocarpa son blancas y de cerca de un centímetro de diámetro. Así mismo sus frutos son totalmente distintos, siendo los de este cactus bolas esféricas de color blanco, muy parecidas a los frutos del muérdago tan popular en las fiestas navideñas. Mientras que el fruto del Rhipsolis Pilocarpa es rojo y presenta mechones de pilosidades al igual que sus tallos.

 

 

En primavera aparecen unos pequeños capullos alargados de color verdoso, a lo largo de los tallos. Estos capullos dejan paso a diminutas flores de color blanco verdoso, de apariencia delicada. En verano estas flores se trasforman en frutos esféricos de color blanco, similares a los frutos del muérdago.

 

 

Su emplazamiento ideal es donde reciba sol directo durante la mañana y sombra por la tarde, en verano si el clima es muy caluroso agradecerá algo mas de protección solar, en especial en las horas centrales del día, en las que el sol esta en sus máximo esplendor.

 

 

El Rhipsalis Baccifera Hórrida es un cactus epifito, como tal no necesita estar sembrado en tierra, en su lugar de origen puede crecer en huecos entre las rocas donde se acumula materia orgánica, así como colgado de los arboles entre las ramas donde se acumulan restos de hojas.

 

 

Para poder disfrutar de ellos en nuestros hogares, intentaremos reproducir sus condiciones optimas de cultivo, prefiere un suelo rico en materia orgánica, utilizaremos una mezcla que proporcione cierta humedad a la planta, pero que tenga un gran poder de drenaje. Mezclaremos sustrato que contenga turba con una tierra especial para cactus que contenga algo de arena para segurar el drenaje.

 

 

Hay que regar regularmente, evitando el exceso de agua. En verano con temperaturas altas hay que regar mas a menudo una o dos veces semanales suele ser aconsejable, a medida que las temperaturas bajen distanciaremos los aportes hidricos. Durante el invierno no necesita muchos riegos si las temperaturas son bajas.

 

 

No le gusta el frió, si lo cultivamos en climas con inviernos muy fríos, es mejor cultivar los ejemplares en invernaderos para evitar su congelación. Si el invierno no es muy frió podemos cultivarlos en exterior, en un lugar protegido como bajo un porche o voladizo, para evitar que le dañe una posible helada o un exceso de lluvia.

 

 

Se reproduce por esquejes, tomando trozos terminales de tallo, hay que mantener las macetas en un lugar sombreado, utilizar un sustrato que contenga turba y arena para facilitar el nacimiento de raíces y mantener el sustrato ligeramente húmedo. Es un proceso largo que necesita paciencia.

 

 

Es una planta muy resistente, siempre que mantengamos un buen drenaje y un riego moderado, no suele ser atacada por plagas y enfermedades. Queda muy decorativa cultivada en macetas redondeadas y en cestos colgantes. Planta de bajo mantenimiento, Resiste periodos de sequía en especial los ejemplares adultos bien establecidos. PLANTA DE DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *