Aloe Araña-Aloe Spinosissima

 

Aloe Spinosissima es una planta crasa híbrida, una variedad de Aloe que parece que surgió del cruce entre Aloe Humilis y Aloe Arborescens, tiene un crecimiento rápido a diferencia de otras plantas crasas. La planta forma rosetas anchas que pueden llegar a medir en solitario cuarenta centímetros de diámetro y no demasiada altura. Con el paso del tiempo desarrolla plantas mas pequeñas a su alrededor transformándose en una gran colonia que se eleva hasta el metro de altura, formando una gran masa vegetal redondeada, que puede medir en su conjunto mas de metro y medio de diámetro.

 

 

 

Sus hojas son gruesas y carnosas, alargadas y terminadas en punta, se disponen en rosetas, son de color verde con manchas pequeñas y alargadas de color crema, que se disponen de forma longitudinal sobre la hojas. Las hojas presentan espinas agudas en todo su perímetro, crecen casi de forma totalmente vertical, algunas hojas también las presentan en medio de las hojas en la parte próxima a su vértice y en el envés de las hojas.

 

 

 

 

Florece de finales de invierno hasta principios de primavera. Las rosetas de hojas producen gruesas y altas espigas florales erectas que sobresalen por encima de las hojas. Las flores son tubulares de color rojo intenso y crecen a lo largo de la parte superior de la espiga floral. La floración puede ser muy abundante en ejemplares cultivados en climas cálidos y situaciones de pleno sol.

 

 

 

 

Prefiere una situación totalmente soleada para desarrollarse correctamente y florecer, aunque puede adaptarse a emplazamientos de sombra parcial e incluso de sombra muy luminosa, donde florecera menos o no florecera. Prefiere un suelo arenoso o rocoso con buen drenaje, se adapta a suelos pobres ya que no necesita muchos nutrientes. No es necesario abonar.

 

img_20161004_181250005

.

.

Los ejemplares jóvenes o cultivados en macetas necesitan riegos regulares pero moderados, dejando secar casi por completo el sustrato entre riegos. Las plantas adultas bien enraizadas cultivadas en el suelo del jardin apenas necesitan riegos. Las plantas adultas sembradas en macetas necesitaran riegos esporádicos, intentando no empapar el sustrato. Es esencial proporcionarles un sustrato drenante, podemos mezclar tierra con sustrato especial para plantas crasas y cactus que facilita el drenaje, ya que contiene arena y pequeños áridos de distintos calibres que facilitan la salida del agua. Las plantas adultas resisten periodos de sequía especialmente las cultivadas directamente en tierra.

.

.

Es adecuada para cultivar en climas cálidos con temperaturas invernales moderadas. No soporta las bajas temperaturas ni las heladas. El frió intenso perjudica seriamente las plantas especialmente si mantenemos la tierra de cultivo húmeda, en invierno es aconsejable mantener la tierra seca y si es posible procurarles un lugar resguardado de las lluvias y las heladas colocandolas bajo un porche.

 

 

 

Retirar las inflorescencias secas para mantener el buen aspecto de las plantas cuando la planta haya finalizado la floración. Es aconsejable retirar parte de las plantas pequeñas que crecen alrededor de las plantas adultas para mantener sus dimensiones, en caso contrario los grupos de Aloe pueden llegar a ser muy grandes siendo necesario mucho espacio para que se desarrollen.

 

 

Se reproduce fácilmente por separación de «hijuelos» o plantas pequeñas que crecen a su alrededor. Bastara con separar algunas plantas pequeñas, preferiblemente en primavera, sembrándolas en macetas individuales, cuando hayan enraizado podremos trasplantarlas a su lugar definitivo. No suelen tener problemas con insectos u hongos en buenas condiciones de cultivo. Su principal enemigo es el exceso de riego y mal drenaje del sustrato de plantación, así como las temperaturas bajas y las heladas. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *