Hortensia de Virginia-Hydrangena Arborescens Annabelle

 

Hydrangena Arborescens es una planta arbustiva perteneciente a la familia Hydrangeaceae, es originaria de Estados Unidos donde crece en zonas boscosas húmedas, en la parte baja de acantilados y en las cercanías de cursos de agua dulce. Es un arbusto de crecimiento denso, amplio y redondeado con tallos de crecimiento vertical o abierto de color marrón grisáceo, puede alcanzar cerca de tres metros de altura. «Hydrangena Arborescens Annabelle» es un cultivar de Hydrangena Arborescens muy utilizado como planta ornamental que mide alrededor de metro y medio y mas de un metro de diámetro.

 

 

Sus hojas son grandes y opuestas, de color verde, miden entre ocho y quince centímetros de longitud, son caducas y ovales de extremos puntiagudos, crecen de forma opuesta sobre los tallos, presentan una nerviación central longitudinal hendida y nerviaciones secundarias que se desarrollan desde la nerviacion central hasta los bordes de las hojas, las nerviaciones son de color verde pálido, los bordes de las hojas son dentados. El envés de la hoja presenta una fina vellosidad que le confiere un tono verde mas apagado. Las hojas adquieren una tonalidad amarillenta en otoño antes de caer, brotan de nuevo a finales de invierno o principios de primavera dependiendo de las temperaturas del clima de cultivo.

 

 

Florece desde mediados de primavera a mediados de verano, las inflorescencias son grandes y redondeadas de quince a veinte centímetros de diámetro y pueden alcanzar hasta treinta centímetros de diámetro en la variedad «Annabelle», están compuestas por numerosas flores pequeñas de color blanco puro de cuatro pétalos. La inflorescencia es globosa parecida a las flores de «Bola de Nieve» o Viburnium Opulus. A finales de verano las flores se van secando adquiriendo una tonalidad gris, beige o marrón, pueden permanecer sobre la planta durante mucho tiempo. Las inflorescencias secas se pueden conservar en la planta o pueden utilizarse como flor seca.

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada y luminosa, en climas de veranos cálidos agradece una situación mas sombreada especialmente en las horas centrales del día. Suelo rico en nutrientes bien drenado, como el resto de hortensias prefieren que el suelo de cultivo sea ligeramente ácido y profundo. Es adecuada para cultivar directamente en el suelo del jardin que prepararemos previamente incorporando tierra de castaño y de brezo para acidificar el terreno y arena para hacerlo permeable y proporcionarle un drenaje adecuado. También podemos cultivarla en grandes macetas, abonaremos anualmente a finales de invierno o principios de primavera con un abono especial para hortensias. Podemos cultivarla como ejemplar aislado o formando borduras o conjuntos de hortensias, o cultivadas junto a otras plantas de condiciones de cultivo similares.

 

 

Riegos regulares en primavera y especialmente en verano y en floración, mantener la tierra ligeramente húmeda pero evitar empapar el sustrato que puede ocasionar problemas con hongos y pudriciones. No tolera la sequía especialmente en floración, si el terreno esta relativamente seco la vegetación disminuye. Distanciar los riegos en otoño cuando las temperaturas bajan y las hojas empiezan a amarillear, en invierno necesitan poco riego ya que la planta entra en reposo vegetativo.

 

 

Es muy importante podar los tallos de la hortensia cada año, las flores se desarrollan en los tallos nuevos del año, podar a finales de invierno o principios de primavera al menos a un tercio de su longitud, para favorecer un crecimiento vigoroso y una abundante floración, podar los tallos débiles y mal orientados para mantener una forma armoniosa. Soportan muy bien el frió pudiendo resistir mas de diez grados negativos durante el invierno, cuando entra en reposo vegetativo. Si el invierno es muy frió puede desaparecer toda su vegetación, muriendo no solo las hojas sino también los tallos hasta el nivel del suelo, pero en primavera con la subida de las temperaturas brotaran de nuevo desde sus raíces.

 

 

Se reproduce por esquejes a finales de invierno o principios de primavera, podemos obtener esquejes de los restos de poda sanos, eligiéremos trozos de tallo de al menos veinte o veinticinco centímetros de longitud que contengan al menos dos yemas de crecimiento, trataremos los esquejes con hormonas de enraizamiento para facilitar el prendido. Hydrangea Arborescens era utilizada por los indios americanos con fines medicinales, para el tratamiento de problemas renales, actualmente se utilizan como planta ornamental.

 

 

Hidrangena Arborescens es un arbusto resistente y fácil de cultivar, puede presentar problemas con hongos como «oídio» un hongo de apariencia harinosa de color blanco grisáceo que cubre parte de las hojas, también puede aparecer «roya» otro hongo con aspecto de pequeñas manchas de color naranja que afectan a las hojas, las plantas afectadas deberán ser tratadas con fungicidas específicos. Ocasionalmente pueden verse afectadas por arañas, pulgones o cochinillas, en cuyo caso aplicaremos insecticidas en pulverizacion para combatir las plagas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *