Hierba de San Juan-Hipericum

 

El Hipericum es un arbusto originario de zonas tropicales y templadas, con temperaturas cálidas, hay muchas variedades. Algunas de ellas son de crecimiento colgante y otras de crecimiento erecto. Pueden medir cerca de un metro o treinta centímetros de altura o menos, según la variedad.

 

 

Sus hojas son generalmente de color verde oscuro, alargadas y terminadas en punta, crecen de forma opuesta sobre los tallos. Dependiendo de la variedad de Hipericum las hojas pueden ser de mayor o menor tamaño. Suelen ser arbustos de hojas perennes, que conservan sus hojas o la mayoría de ellas durante el invierno, excepto la variedad Olimpicum de hoja caduca.

 

 

 

Florece en verano, sus flores son amarillas, con cinco pétalos y muchos estambres, en algunas variedades pueden llegar a medir diez centímetros de diámetro. Se pueden utilizar como borduras, ejemplares aislados o para la formación de setos de alturas diversas.

 

 

 

Las variedades rastreras, Hipericum Calycinum, se cultivan en los bordes exteriores, delante de plantas de mayor altura, limitando los pasos y caminos. Suelen sembrarse en grupos llegando a cubrir la tierra. Esta variedad tiene una altura de unos cuarenta centímetros, sus hojas son perennes y tiene ramas colgantes. Podemos cultivarla en una posición soleada, pero crece bien en situaciones sombrías.

 

Hipericum Calycinum Hypericum rastrero.

 

 

Las variedades mas altas de alrededor de un metro como el Hipericum Androsaemum  suelen utilizarse para la formación de setos, manteniendo varios ejemplares a la misma altura, también queda muy bien como ejemplar aislado dejándolo crecer en forma mas redondeada. Es un arbusto perenne con hojas de mayor tamaño, de hasta diez centímetros de longitud.

 

Hypericum Androsaemum de mayor altura.

 

Los ejemplares de Hipericum Olimpicum no suelen superar los treinta centímetros de altura, pueden sembrarse como ejemplar aislado o formando composiciones con otras plantas, esta variedad tiene hojas caducas de color verde grisáceo, sus flores son amarillas y crecen en ramillete.

 

 

Prefiere una situación soleada, aunque las variedades rastreras puede desarrollarse también en sombra. Es adecuado para cultivar en climas con inviernos moderados libres de heladas. Podemos cultivarlo en todo tipo de suelo a condición de que tenga un buen drenaje, aunque prefiere un suelo suelto y rico en nutrientes.

 

 

Es recomendable sembrar los nuevos ejemplares y trasplantar al inicio de la primavera o en otoño. Cuando la planta esta en floración, es aconsejable añadir abono liquido mineral especial para plantas de flor, diluido en el agua de riego, una o dos veces al mes, para favorecer la floración.

 

 

 

Hay que regar a menudo las plantas jóvenes y recién trasplantadas, una vez bien enraizadas sobre el terreno no necesita mucho riego, dependiendo de las temperaturas una o dos veces por semana suele ser suficiente, con la v¡bajada de las temperaturas disminuiremos los riegos.

 

 

Las variedades arbustivas necesitan poca poda, una poda ligera en otoño despues de la floración suele ser suficiente, si queremos mantener una forma determinada en ejemplares en forma de seto o en bola es aconsejable practicar otra poda ligera al final de invierno. El Hipericum Calycimun necesita podas frecuentes para mantener una forma armoniosa.

 

 

 

Los Hipericum son plantas de poco mantenimiento y muy fáciles de cultivar, son bastante resistentes a plagas y enfermedades, siempre que dispongan de un buen drenaje. Se reproducen fácilmente por esquejes en otoño. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *