Granado enano-Punica Granatum nana

 

El Granado enano es un árbol pequeño o arbusto de hoja caduca, originario de la región mediterránea. Es un pequeño frutal muy utilizado como planta ornamental, es un arbusto muy longevo pudiendo llegar a vivir mas de treinta años. Punica Granatum nana se utiliza frecuentemente para «bonsáis». Sus hojas pequeñas junto a sus flores y pequeños frutos hacen que sea una planta muy decorativa, y apropiada para la formación de bonsáis.

 

 

img_20160917_180253684

 

Es un pequeño arbusto o árbol de pequeñas dimensiones, sus tallos son finos y espinosos, se vuelven leñosos con la edad. Es una planta muy ramificada y compacta de hojas pequeñas, alargadas de color verde. Sus hojas son caducas y en otoño, antes de caer, con la bajada de las temperaturas cambian de color, de tonos verdes a tonos cobrizos y dorados, muy decorativos.  Su tronco permanece desnudo durante el invierno. Los brotes y hojas surgen de nuevo en primavera, nacen de color verde anaranjado y van cambiando a color verde luminoso.

 

 

 

Florece de final de primavera a verano, Los capullos son alargados y cilíndricos de color naranja brillante, dan paso a flores acampanadas muy llamativas, del mismo tono naranja brillante.  Pueden ser simples o dobles, y aparecen de forma solitaria o en pequeños grupos. Los frutos se forman en otoño son redondeados, son pequeñas «granadas», muy decorativas.

 

 

 

Las flores fecundadas empiezan a engordar durante el verano, engrosando su parte inferior y haciéndola cada vez mas redondeada. Durante octubre siguen madurando, y al final del mes o principios de noviembre los frutos maduros se abren dejando ver sus jugosas semillas. Los pétalos exteriores de la flor permanecen durante mucho tiempo unidos a la parte externa del fruto.

 

img_20161012_105441970

 

DSCN0598

 

El fruto tiene forma redondeada, su piel es fina y dura acartonada, su parte interior es blanca en forma de panal, formado por finas membranas blancas que distribuyen las semillas en distintos compartimentos. En ellos se agrupan las semillas perfectamente ensambladas unas junto a otras. Son jugosas, de color rojo brillante con centro blanco, las semillas son comestibles, son algo ácidas y dulces. Su jugo mancha mucho.

 

Los pequeños frutos, «Granadas mini» mostrando sus jugosas semillas.

 

 

El Granado enano necesita un emplazamiento muy luminoso a pleno sol para crecer, florecer y fructificar correctamente. Si se cultivan en interior hay que colocarlos cerca de las ventanas y lejos de las corrientes de aire. En interior es difícil que fructifique ya que no hay insectos polinizadores, se puede intentar fecundar la flor por medio de un pincel intercambiando el polen de unas flores a otras.

 

 

 

Utilizar un sustrato rico en materia orgánica, profundo y suelto, podemos utilizar sustrato especial de huerto que es una tierra muy enriquecida, añadiendo algo de arena gruesa para facilitar el drenaje. El Granado enano es adecuado para sembrar directamente en el suelo del jardin o en macetas, para la decoración de patios y terrazas. Es un árbol frutal miniatura muy decorativo, especialmente durante la floración de verano, y en otoño mostrando sus pequeños frutos y con el precioso cambio de color de sus hojas.

 

 

 

Colocaremos algunas piedras o pequeños áridos en el fondo de la maceta, o en el hueco de plantación, para asegurar el drenaje. Como habremos utilizado un sustrato rico en nutrientes en su plantación, el primer año no necesitara aportes extra de abono. Añadiremos algo de abono orgánico, como estiércol o humus al final de invierno o principio de primavera en los próximos años. Si lo cultivamos en macetas puede ser necesario un trasplante cada dos o tres años a macetas de un diámetro algo mayor.

 

 

 

Los ejemplares jóvenes, recién trasplantados y los cultivados en macetas, necesitan riegos frecuentes durante la primavera y el verano, en otoño distanciaremos los riegos, siendo bastante escasos en invierno. Los Granados en invierno entran en un periodo de descanso vegetativo, al ser plantas de hoja caduca, por lo que necesitan poco riego. Los ejemplares adultos bien enraizados en el jardin no necesitan tantos riegos durante la primavera y el verano, al disponer de una mayor masa radicular pueden aguantar periodos de sequía.

 

Brotes tiernos de color verde anaranjado en primavera.

 

 

Es necesario practicar podas de formación en las plantas jóvenes, acortaremos las ramas demasiado largas al principio de la primavera, cuando haya pasado el riesgo de heladas. Realizaremos los cortes por encima de algún nudo, dejando dos o tres gemas por tallo. Realizaremos la poda al principio de la primavera para favorecer el crecimiento de nuevos brotes y ejemplares mas compactos y atractivos. Manipular los tallos con mucho cuidado puesto que presentan espinas.

 

 

 

En primavera y en otoño también podemos practicar podas de limpieza, eliminando ramas secas y acortando las demasiado largas, que estropean el buen aspecto de la planta. Una poda anual en primavera es aconsejable para todos los ejemplares para mantener su forma e incrementar los brotes nuevos, las plantas se rejuvenecen anualmente mostrándose en buenas condiciones.

 

DSCN0598

 

 

No le gustan las temperaturas excesivamente frías ni las heladas, si lo cultivamos en emplazamientos de inviernos fríos, es recomendable cultivarlas en macetas. En caso de frió intenso o heladas podremos resguardarlas en invernaderos, garajes luminosos o en interior poco caldeado. Durante la primavera y el verano con temperaturas cálidas podrán cultivarse en exterior.

 

 

dscn4357

 

Se suelen reproducir por esquejes, acodo o semillas, podemos aprovechar los restos de poda para conseguir esquejes. La reproducción por medio de semillas suele ser un proceso largo, pero algunas veces, si tenemos ejemplares sembrados en el jardin, sus semillas caen y al cabo de cierto tiempo descubrimos nuevas plantas cercanas a ellos. Es conveniente plantar los esquejes en primavera, colocándolos en un emplazamiento protegido a media sombra, mantener el sustrato ligeramente húmedo.

 

dscn4358

 

Es una planta muy resistente, no suele tener problemas con plagas o enfermedades. Las hojas presentan manchas marrones en condiciones de mucha humedad del sustrato o mal drenaje, habrá que disminuir los riegos y corregir el drenaje. Si las hojas se presentan lacias y marchitas necesitaremos incrementar los riegos, el riego es insuficiente. Ocasionalmente pueden aparecer pulgones que atacaran los brotes tiernos, utilizaremos insecticidas anti pulgones para su eliminación.

 

 

Al Granado enano le gusta ser cultivado en climas cálidos y secos, no le gusta demasiado la humedad ambiental. Es esencial proporcionarle un lugar soleado y un sustrato rico en nutrientes con un excelente drenaje, donde se desarrollara y florecera adecuadamente. Es una planta muy fácil de cultivar, especialmente indicada para jardines de poco mantenimiento. PLANTA DE DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *