Geranio de Pensamiento-Pelargonium Grandiflorum

 

El Geranio de Pensamiento o Pelargonium Grandiflorum es una plana vivaz arbustiva, originaria de Sudáfrica. También conocido como Geranio Real, es una planta muy ramificada de tallos gruesos y robustos en ejemplares adultos de crecimiento erecto. Es una planta robusta y grande que puede alcanzar alturas entre medio metro y mas de metro y medio de altura.

 

 

Es una planta perenne de hojas gruesas de color verde, son redondeadas de bordes dentados y margenes irregulares, se pliegan de jóvenes, extendiéndose en su madurez. Parte de sus hojas permanecen en la planta durante todo el año, pero va renovandolas, las hojas inferiores se secan dejando paso a los nuevos brotes especialmente en primavera. Son hojas olorosas con el aroma característico de los geranios.

 

 

 

Florecen desde primavera hasta verano, sus flores son grandes y muy llamativas, hay muchas variedades con flores en colores muy diversos. Flores de color blanco, rosa pálido, lila, morado o rojas, sus pétalos suelen presentar dibujos centrales en colores mas oscuros. Florece de forma mas abundante durante la primavera.

.

 

Prefiere un emplazamiento soleado donde crecerá y florecera correctamente, en situaciones de sombra parcial se desarrolla bien pero florece menos. Es una planta muy fácil de cultivar que requiere de mucha luminosidad, en situaciones muy umbrías la planta no prospera, los tallos crecen mucho buscando la luz.

 

 

Es conveniente utilizar un sustrato suelto, rico en nutrientes, que contenga arena gruesa para asegurar un perfecto drenaje. Podemos cultivarlo en macetas o jardineras, o bien, cultivarlos directamente en el suelo del jardin. Colocaremos una capa de piedras o pequeños áridos en el fondo de las macetas o en el hueco de plantación. La acumulación de agua en el sustrato es muy perjudicial para los Pelargonium.

 

 

Si el terreno es arcilloso es recomendable corregirlo previamente añadiendo estiércol y arena gruesa para mejorar su textura, porosidad y drenaje, y enriquecerlo. En época de crecimiento durante la primavera y el verano podemos añadir abono mineral liquido una o dos veces al mes, es mejor utilizar un abono especial para plantas de flor, que contenga fósforo y potasio para aumentar su floración y resistencia. Lo añadiremos disuelto junto con el agua de riego.

 

 

Necesita riegos regulares durante la primavera y el verano con temperaturas altas, dos o tres veces por semana suele ser suficiente. Los ejemplares recién trasplantados y los cultivados en macetas necesitan riegos frecuentes. Las plantas cultivadas directamente en el jardin una vez bien enraizadas pueden aguantar riegos mas distanciados.

 

 

Es aconsejable dejar secar el sustrato entre riegos. El Geranio de Pensamiento no aguanta los encharcamientos, hay que asegurarse que el drenaje es correcto y no regarlo en exceso. Distanciar los riegos en otoño y en invierno, sobretodo con temperaturas bajas. No dejar platos en la base de las plantas cultivadas en macetas.

 

 

El Pelargoniun Grandiflorum es adecuado para zonas de inviernos cálidos, no soporta las heladas, aunque si hace frió puede perder parte de sus hojas que rebrotan fácilmente en primavera. Hay variedades mas resistentes a temperatura bajas, pudiendo incluso rebrotar a partir de sus raíces. Si queremos asegurarnos su supervivencia debemos mantenerlo en temperaturas por encima de los diez grados.

 

 

Al final de invierno o principios de primavera es aconsejable cortar los tallos mas largos y eliminar las ramas y hojas secas y estropeadas del invierno, así favoreceremos el crecimiento de nuevos brotes y una floración mas abundante. Es conveniente, despuntar las ramas a menudo al inicio de la  primavera, para conseguir ejemplares mas compactos. Durante la floración, hay que ir eliminando las flores secas que se vayan marchitando, así favoreceremos nuevas floraciones. Despues de la floración, podemos acortar las ramas mas largas, puesto que algunas tienden a crecer mucho.

.

 

El Pelargonium Grandiflorum se reproduce fácilmente por esquejes como la mayoría de pelargonium o geranios, el momento ideal es en primavera  y en otoño, aunque podemos reproducirlos también en verano si mantenemos el sustrato húmedo. Se  reproduce también  por semillas, aunque es un proceso mucho mas lento hasta conseguir plantas adultas preparadas para florecer.

 

 

Aprovechar los restos de poda para reproducirlo, tomando esquejes terminales de diez a quince centímetros, dejar un nudo cerca del extremo inferior de tallo, es mejor que el esqueje disponga de varios nudos, así incrementaremos el éxito, pudiendo crecer raíces en varios puntos del tallo enterrado. Eliminar las hojas inferiores dejando solo algunas en el extremo superior, mantener el sustrato húmedo, pasadas varias semanas los esquejes habrán desarrollado raíces.

 

 

Es una planta muy resistente frente a enfermedades y plagas. Ocasionalmente puede sufrir ataques de pulgones u orugas, incluso mosca blanca, en condiciones adversas. Habrá que aplicar insecticidas específicos en pulverizacion foliar hasta su completa eliminación, se aplican al atardecer para que el sol no dañe sus hojas, suelen ser necesarios al menos dos aplicaciones con un intervalo de diez o quince días.

 

 

En condiciones de mucha humedad puede aparecer el oídio o la roya, hongos que causan manchas foliares, aplicaremos productos especiales para el tratamiento de estos hongos. La planta es muy sensible al encharcamiento y exceso de riego que provoca pudrición de tallos y raíz. Es muy importante regar con moderacion y asegurar un drenaje excelente. PLANTA DE BAJA DIFICULTAD.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *