Eryngiun Bourgatii Picos Blue

 

Los Erigium son plantas arbustivas que pueden ser anuales, bianuales o vivaces, dependiendo de la variedad, es una planta muy ramificada que suele medir entre medio y un metro de altura, y lo mismo de anchura. Los ejemplares de “Erigium Bourgatti Picos Blue”  miden unos sesenta centímetros de altura y anchura, tienen un crecimiento mas o menos redondeado.

 

 

Los Eryngium son plantas espinosas, sus tallos y hojas están provistas de espinas, hay que tener especial cuidado con su manipulación. Sus hojas pueden ser enteras o divididas, de margenes espinosos. Este cultivar es una planta perenne, con hojas de color verde grisáceo y nerviaciones blanquecinas. Sus tallos superiores e inflorescencias presentan un color azul mas intenso.

 

 

Florece en julio y agosto. Las cabezas florales tienen forma cónica, y están rodeadas de llamativas brácteas espinosas, creando formas estrelladas, son parecidas a las de los cardos, pero su forma y color azul intenso, hace que sean muy atractivas. Las abejas, mariposas y demás insectos polinizadores se ven atraídas por ellas. Prefieren una situación soleada o levemente sombreada.

 

 

Necesitan un suelo bien drenado, Que contenga arena gruesa y pequeños áridos que faciliten el drenaje. Suelo rico en materia orgánica, aunque admite los suelos pobres. Hay que proteger las plantas del exceso de agua en épocas de lluvias frecuentes. Necesita poco riego.

 

 

Es una planta adecuada para su cultivo en clima mediterráneo, en el que las temperaturas invernales son moderadas. resiste emplazamientos costeros, es una planta muy resistente a temperaturas cálidas. Podemos cultivarla como borduras, donde los caminos sean anchos para no herirnos con sus espinas, o sembrarlas en segundo plano, detrás de plantas mas bajas. Combinadas con plantas herbáceas de floración rosa queda muy decorativa. Podemos utilizar sus flores como flor cortada, duran varias semanas, o utilizarla como flor seca.

 

 

Si es necesario podemos cortar las flores secas, pero también podemos dejarlas en la planta durante el invierno ya que siguen siendo atractivas. Podemos reproducir las plantas mediante esquejes de raíz, al final de invierno o principios de primavera, también por semillas en primavera o principios de otoño. Es una planta muy resistente pero ocasionalmente puede verse afectada por hongos y pudriciones de raíz, especialmente en condiciones de excesiva humedad. También sus hojas y nuevos brotes, pueden sufrir ataques de orugas. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *