Camelia

 

Las camelias son originarias de Japón, China…Es un planta muy ramificados de tallos erectos y gruesos, hojas perennes alargadas terminadas en punta, brillantes verde oscuro, algunas veces de bordes aserrados. Puede darse como arbusto y como árbol en  copa redondeada. Es una planta de crecimiento lento. Su belleza radica en su floración que en mayoría de los ejemplares suele ser al final de invierno, o principio de primavera. Sus flores pueden ser simples o dobles, algunas presentan sus pétalos perfectamente superpuestos y ordenados lo que les confiere una belleza especial. Sus colores son muy variados, rojos, blancos rosas más o menos intensos, bicolores y jaspeados.

 

DSCN0214

 

Las camelias más comunes son las camelias japónicas que tiene muchas variedades, y las camelias sasanqua, que tienen una floración más temprana, en otoño, diciembre y enero. Las camelias se pueden sembrar en conjunto para formar setos, como ejemplar aislado sembrado en el jardín y en macetas, también queda muy decorativo como árbol en cualquier lugar del jardín. En lugares con mayor humedad ambiental y veranos no demasiado cálidos tolera exposiciones soleadas. Pero en general prefiere exposiciones a media sombra donde conservara mejor el bello color de sus hojas. No le gustan los veranos calurosos, si un ambiente húmedo. Resguardar de las heladas.

 

DSCN1501
Pétalos perfectamente superpuestos y ordenados en esta variedad

 

DSCN1503

 

Le gusta el suelo ácido, rico en materia orgánica, tierra de castaño o de brezo. No soporta el suelo calcáreo. El suelo bien drenado es muy importante, así como regar la planta con agua sin cal. Si no la cultivamos en su lugar ideal “con veranos moderados, ambientes húmedos y tierra de jardín ácida” es mejor cultivarlas en macetas con tierra de castaño, donde podamos darle aportes de abono especial para plantas ácidas, regar con agua sin cal y evitar los rayos directos del sol, así como proporcionarle humedad para que pueda sobrevivir. Es mejor abonarlas con abono ácido al inicio de la primavera. Si las hojas amarillean, podría ser clorosis férrica, aportes de quelato de hierro para reverdecer.

 

289
Flores muy dobles con infinidad de petalos

 

DSCN1707

 

Es efectivo acidificar el suelo con aportes de tierra de castaño, o gránulos de sulfato de hierro. No regar con agua caliza, también podemos subir el ph con ácido cítrico. Podar al final del invierno, eliminando las ramas secas, y ramas demasiado largas. No podar nunca con capullos, podar después de la floración. Transplantar si es necesario después de la floración. Puede ser atacada por hongos tratar lo antes posible con un fungicida. La araña roja puede hacer que caigan los capullos, tratar con acaricidas. Multiplicar por acodo, estacas, semillas. GRADO DE DIFICULTAD MEDIO.

 

DSCN1397

 

DSC02427

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *