Azalea-Rhododendron

 

Las azaleas son originarias de zonas boscosas y húmedas de China,  Japón, Nepal…  Hay azaleas perennes y de hoja caduca. Son plantas muy ramificadas con hojas alargadas pequeñas. Sus flores muy decorativas, pueden ser simples o dobles de colores muy diversos, blanco, rosa pálido, rosa, roja, moteada…. Son plantas de interior » las variedades de hoja perenne», así como plantas para cultivar en el jardín o terraza pero en sombra parcial, evitando los rayos directos del sol.

 

DSCN4332

 

Requieren riegos muy a menudo, sobre todo cuando están en floración. En interior es mejor colocar la azalea sobre un plato o macetero de interior con piedras en su base para que quede algo de agua que le proporcione humedad a la planta cuando se evapore. Evitar que el agua llegue a la base de la maceta para evitar que las raíces se pudran.

 

DSCN1710

 

Las azaleas son plantas ácidas, necesitan  tierra de castaño, de brezo o turba rubia con buen drenaje. Florecen en primavera, algunas reflorecen en otoño, e incluso al principio de invierno. El agua de riego ideal es el de lluvia, por eso estas plantas son felices en climas lluviosos y de veranos no muy calurosos. Si las regamos con agua del grifo (lo que no les gusta) deberemos aportarle abonos de plantas ácidas, algo de ácido cítrico (unas cuantas gotas por litro de agua), de vez en cuando. También serán necesarios aportes de quelato de hierro para evitar la clorosis férrica » hojas verde pálido con nerviaciones verde oscuro».

 

385

 

288

 

Podarlas al final de invierno, si no tienen botones florales, después de la floración recortar algo las ramas más largas para favorecer la aparición de nuevos brotes. Aplicarle abono para plantas ácidas Cuando las flores se pasan hay que eliminarlas totalmente (incluso su base) para favorecer más brotes. Puede verse atacada por araña roja o trips, y por hongos, tratar con fungicida, insecticida o acaricida según el caso.

 

DSCN1504

 

385

 

En interior necesita un ambiente húmedo, colocar sobre un plato, lleno de piedras y agua, de mayor tamaño que el de la maceta donde esta sembrada la azalea, así conseguimos humedad cuando el agua del plato se va evaporando,» ir añadiendo más agua», evitar que el agua roce la base de la maceta para prevenir ataques fungicos.  Pulverizar las hojas de la planta pero evitando mojar las flores que se estropearian.

 

DSCN1715

 

DSCN1711

 

Las azaleas necesitan mucho riego, sobretodo cuando están en crecimiento y especialmente en floración. Si están en interior aveces es necesario regar diariamente, e incluso más de un vez al día si hace mucho calor. Por eso también el riego por inmersión (meter la maceta en agua durante unos minutos) se hace aconsejable para mantener la planta bien hidratada. Colocar las macetas cerca de una ventana donde reciba mucha luz, pero evitando los rayos del sol. En invierno alejar de radiadores o estufas, colocar lejos de una fuente de calor excesiva, o colocar en una habitación sin calefacción.

 

DSCN1713

 

La azalea se reproduce mayoritariamente por esquejes, se suelen preparan de mediados de verano a principios de otoño, se cortan esquejes de unos quince centímetros, se eliminan casi todas las hojas inferiores del tallo, dejando solo algunas hojas en la zona superior. Se deben colocar en una tierra de plantación que contenga perlita, lo que asegurara un buen drenaje y soltura para, que no se apelmace la tierra y facilite el desarrollo de las nuevas raíces. Los cortes deben ser oblicuos, es mejor así tanto para la planta como para el esqueje, para este, porque así tendrá una mayor superficie para la formación de raíces, y para la planta porque así evitaremos que el agua de lluvia o riego quede retenida en el tallo y pueda pudrirlo.

 

DSCN1712

 

Es muy importante que los utensilios de poda estén limpios y desinfectados, para evitar posibles contagios de otras plantas enfermas que hayamos podado con antelación. Podemos utilizar hormonas de enraizamiento para facilitar la reproducción. Algunas veces es adecuado tapar la maceta de los esquejes con un plástico que no este en contacto con ellos, (poner algunos palitos) para mantener la humedad. Debemos retirar la bolsa diariamente, para vigilar el riego y el posible exceso de condensación. Mantendremos los esquejes en un lugar sombrío hasta su futuro trasplante a macetas de mayor tamaño. Las plántulas resultantes deberán ser trasplantadas y podadas para conseguir un ejemplar redondeado, después de varios años. GRADO DE DIFICULTAD MEDIO.

 

727

 

728

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *