Artemisa Powis Castle- Ajenjo Powis Castle-Artemisa Arborescens Powis Castle o Brass Band

 

Artemisa Powis Castle es un arbusto perenne de crecimiento redondeado muy ramificado, es una planta híbrida, es el resultado del cruce entre Artemisa Arborescens y Artemisa Absinthium. Es una planta de poca altura, sus tallos son erectos y delgados, flexibles de color verde grisáceo. Si dejamos crecer las plantas libremente sin podarlas, pueden alcanzar alturas de sesenta a noventa centímetros  y ocupar un espacio de noventa centímetros hasta mas de metro y medio.

.

.

Sus hojas son muy decorativas, son de color gris plateado, aromáticas y están finamente divididas aportando textura al jardin o terraza con su aspecto plumoso. Aunque florece, la belleza de la planta radica especialmente en su vegetación plateada y brillante, que resalta en cualquier rincón del jardin o la terraza permitiendo bonitos contrastes.

.

.

Florece a finales de verano o principios de otoño, pero sus flores son pequeñas y de poco valor decorativo, son de color amarillo pálido o cremoso. En ocasiones, es recomendable cortarlas antes de que los capullos se habrán para que no desgasten a la planta y no le resten poder ornamental, la planta luce espectacular por el maravilloso colorido de sus hojas, similares a las hojas de los helechos pero de color plateado.

 

 

 

Es una planta muy decorativa y fácil de cultivar, adecuada para jardines y para macetas, queda perfecta en solitario o cultivada junto a bulbosas, en el rincón de aromatizas, o combinada con otros arbustos o plantas de flor, y en rocallas. Cultivar a pleno sol donde se desarrollara adecuadamente, en condiciones sombrías la planta sufre. Es adecuada para jardines costeros, resiste la brisa del mar y la salinidad.

 

 

Se adapta a suelos pobres o medianamente enriquecidos, no necesita suelos demasiado abonados, es imprescindible que el sustrato tenga un drenaje excelente, es una planta muy sensible al estancamiento de agua en el suelo de plantación. Esta especialmente indicada para suelos secos y pobres, adecuada para jardines sostenibles y para «xerojardineria» una vez establecida. Plantar o trasplantar las plantas en primavera o principios de verano para que se asienten correctamente sobre el terreno.

 

 

Es aconsejable regar de forma regular las plantas jóvenes o recién trasplantadas, las plantas bien enraizadas sobre el terreno resiste periodos de sequía. Podemos cultivarlas en macetas o jardineras pero necesitaran riegos mas frecuentes especialmente en primavera y verano con temperaturas altas. En general ir disminuyendo los riegos en otoño e invierno a medida que las temperaturas bajen. En invierno necesitan poco riego.

 

 

Sus hojas son perennes en climas con temperaturas invernales cálidas o moderadas. Si las temperaturas bajan pueden perder parte de sus hojas. No resisten las temperaturas extremadamente bajas ni las heladas. En climas de inviernos muy fríos las cultivaremos en macetas, para proteger las plantas en interior o en invernaderos durante el invierno, pudiendo colocar las macetas de nuevo en exterior en primavera, cuando el riesgo de heladas haya finalizado.

 

 

Es recomendable podar las plantas a principios de primavera a unos treinta o cuarenta centímetros del suelo, para incrementar el nacimiento de nuevos brotes y conseguir plantas mas compactas y atractivas. No podar nunca cerca del suelo puesto que estos tallos se secaran por completo. Despuntaremos ligeramente el extremo de los tallos en verano para mantener su forma redondeada.

 

 

Se reproduce por esquejes en primavera, podemos utilizar los resto de poda para obtener los esquejes, cortaremos trozos terminales de veinte o veinticinco centímetros de largo, quitaremos las hojas inferiores e introduciremos al menos una tercera parte del esqueje en tierra, (que contenga varios nudos de crecimiento) esta debe contener turba y arena para asegurar el drenaje. Colocaremos las macetas en un lugar resguardado, a media sombra, manteniendo el sustrato ligeramente húmedo. En unas semanas los esquejes habrán enraizado.

 

 

Artemisa Powis Castle es una planta muy fácil de cultivar y de bajo mantenimiento. No suele tener problemas con plagas o enfermedades. Sus principales enemigos son, el frió intenso y las heladas, un exceso de riego y un mal drenaje, que puede ocasionar pudrición de raíces y la muerte de la planta. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *