Alocacia Zebrina

 

Alocacia Zebrina es una planta perenne perteneciente a la familia Araceae, es originaria de zonas tropicales de Asia. Es una planta arbustiva tropical muy decorativa cultivada frecuentemente como planta de interior, dando a cualquier espacio un toque muy original y exótico.  La forma de sus hojas y especial colorido de sus folíolos le dan un aspecto único muy decorativo.

 

 

 

Es una planta de grandes hojas de color verde intenso y forma parcialmente triangular, abierta en dos partes alargadas y ovales en la parte superior de la hoja, en la zona donde se une al peciolo. La superficie de la hoja es lisa a excepción de las nerviaciones prominentes que presenta en el haz, siendo mas gruesa la nerviación central que las secundarias. Los bordes de las hojas son lisos y los extremos redondeados.

 

 

Su nombre Zebrina hace referencia al dibujo zigzagueante que presentan los folíolos o gruesos tallos cilíndricos y largos que unen las hojas con la base de la planta, los folíolos crecen a partir de gruesas raíces tuberosas, Estos dibujos zigzagueantes y jaspeados son de color marrón y crema. Las nuevas hojas empiezan a desarrollarse en la base de la planta enrolladas sobre si mismas, su folíolo va creciendo en altura y la hoja se va desenrollando poco a poco hasta su madurez.

 

 

 

En su habitad natural la planta desarrolla inflorescencias en forma de espata (similares a las flores de la «Cala»), estas inflorescencias son de color blanco rodeadas por una bráctea u hoja modificada de color verde, las plantas cultivadas en interior no suelen florecer. Las inflorescencias no son muy atractivas.

 

 

Alocacia Zebrina necesita una situación luminosa y protegida de los rayos del sol, que hacen palidecer su vegetación y pueden ocasionar quemaduras en sus hojas. En climas de temperaturas adecuadas podemos cultivarlas en exterior durante todo el año situándolas en un emplazamiento luminoso bajo arboles o porches, en macetas o directamente en el suelo del jardin. Si el clima es frió la cultivaremos como planta de interior, cerca de las ventanas a salvo de las corrientes de aire y del sol directo, giraremos las plantas de vez en cuando para que crezcan rectas.

 

 

Utilizar un sustrato rico en turba y nutrientes con un buen drenaje, es aconsejable trasplantar las plantas cada dos o tres años en primavera cuando reinicia su crecimiento, utilizaremos un sustrato nuevo y esponjoso enriquecido. En primavera añadiremos mensualmente un poco de abono liquido especial para plantas verdes. En invierno no abonar puesto que la planta suele dejar de crecer.

 

 

Riegos regulares manteniendo ligeramente húmedo el sustrato, en verano si el clima es muy cálido pueden ser necesarios varios riegos semanales. En invierno disminuir los riegos, bastara con regar un poco el sustrato una vez a la semana utilizando agua no demasiado fría. Es muy importante evitar empapar el sustrato y si la cultivamos en macetas o en interior retirar el agua sobrante del riego del plato o cubre macetas, para prevenir pudriciones. Sus raíces tuberosas son muy sensibles al exceso de agua.

 

 

Alocacia Zebrina al tratarse de una planta tropical necesita humedad ambiental, si la estancia donde la cultivamos es seca, es conveniente colocar platos con agua próximos a la planta o colocar la maceta sobre un lecho de bolas de arcilla o pequeños áridos humedecidos, para que el agua al evaporarse proporcione humedad a la planta, es muy importante evitar que el nivel del agua quede en contacto con la base de la maceta. Si hace mucho calor vaporizaremos la planta con agua de lluvia o libre de cal para no manchar sus hojas.

 

 

 

Cortaremos las hojas adultas a medida que se estropeen, generalmente la planta se rejuvenece por si misma sustituyendo las hojas adultas por otras nuevas. La planta necesita temperaturas cálidas para desarrollarse correctamente, podemos cultivarla en exterior en climas cálidos con temperaturas invernales altas. Si las temperaturas son bajas deberemos cultivarla como planta de interior para protegerla del frió.

 

 

Se reproduce por división de mata, en plantas adultas se desarrollan pequeñas plantas a su alrededor, separaremos con mucho cuidado porciones de raíces con sus correspondientes hojas y las sembraremos en una maceta independiente, efectuaremos la separación en primavera. También podemos separar de la planta madre porciones de rizomas que contengan alguna yema de crecimiento, situaremos la yema  hacia la parte superior de la maceta  para facilitar su desarrollo. Alocacia Zebrina puede tener problemas con cochinillas hay que inspeccionar las plantas a menudo para detectar posibles plagas, sus principales enemigos son el exceso de riego y mal drenaje que ocasionan pudriciones, el frió y el sol directo también pueden causar serios problemas en las plantas. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *