Tulipero de Virginia-Árbol de las Tulipas-Liriodendron Tulipifera

 

Liriodendron Tulipifera es un árbol caduco, perteneciente a la familia Magnoliaceae, es originario del este de Norteamérica, desde el sur de Canadá al sur de Florida, en Estados Unidos. Es el árbol oficial de los estados de Indiana, Tenesse y Kentucky. Es una árbol de rápido crecimiento, en su habitad natural puede alcanza alturas de alrededor de cincuenta metros, estos grandes ejemplares se encuentran en los valles cercanos a los Montes Apalaches y en el valle del rió Ohio. En cultivo mide entre quince y veinticinco metros de altura y alrededor de doce metros de diámetro. No solo se utiliza como árbol ornamental, si no también como árbol maderero. Su nombre «Liriodendron» hace referencia a Lirio y Árbol, Tulipifera, a que lleva Tulipanes. Podríamos decir «Árbol Lirio de Tulipanes».

 

Precioso ejemplar cultivado en Emmanuel College, Cambridge, UK.

 

Los frutos se mantienen en el árbol durante el invierno.

 

Gran ejemplar del Jardín Botánico de la Universidad de Basilea, Suiza.

 

Liriodendron Tulipifera también es conocido en Estados Unidos como «Álamo amarillo» (por su coloración otoñal amarilla y por la semejanza de su madera con la madera del Álamo), suele desarrollar una copa ovalada o cónica, tiene raíces gruesas y carnosas y un tronco grueso, que puede alcanzar mas de metro y medio de diámetro en ejemplares adultos. Este impresionante tronco, corresponde a un precioso ejemplar cultivado en el Jardín Botánico de Basilea, en Suiza, Europa.

 

 

Espectacular ejemplar del Jardín Botánico de Basilea, Suiza.

 

 

Aunque se trata de un árbol de rápido crecimiento, también es un árbol longevo, ( a diferencia de otros arboles de crecimiento rápido, que suelen vivir pocos años), en su habitad natural puede llegar a alcanzar alrededor de trescientos años de edad, algo menos en cultivo. La corteza del tronco de Liriodendron Tulipifera es gruesa, de color marrón grisáceo, presenta surcos hendidos y grandes prominencias, especialmente en ejemplares longevos, desprende un suave aroma.

 

 

 

Las ramas primarias son gruesas, generalmente se desarrollan en la parte alta del tronco, por lo que los troncos de este árbol en su habitad natural, frecuentemente son utilizados para obtener madera, su madera se utiliza para fabricar muebles, fósforos e instrumentos musicales. Los indios americanos utilizaban su madera para fabricar canoas. Los tallos jóvenes son delgados y generalmente colgantes, de color rojizo al inicio, suaves y brillantes, a medida que se desarrollan cambian a color gris oscuro y despues a marrón grisáceo o pardo.

 

 

 

 

Las hojas son caducas y anchas, de color verde brillante en el haz y mas claro en el envés. Son muy originales, su contorno parece dibujar la forma de un tulipán, tienen cuatro lóbulos puntiagudos, dos centrales mas largos y dos laterales, miden alrededor de catorce centímetros de longitud, pero pueden medir de ocho a veinte centímetros. Las hojas están unidas a los tallos por medio de peciolos largos, estrechos y redondeados, de color verde pálido, al igual que la nerviacion central de la hoja, las hojas se desarrollan sobre los tallos de forma alterna.

 

 

 

 

Las hojas tienen los bordes lisos y las nerviaciones prominentes, especialmente en el envés de la hoja. Las hojas adquieren preciosos tonos amarillo-dorados y anaranjados, en otoño, antes de caer. La variedad Liriodendron Tulipifera Aureomarginatum presenta hojas con bordes dibujados de color amarillo y centros de color verde, es muy llamativa, pero generalmente de menor crecimiento.

 

 

 

El inicio de la floración varia de unos climas a otros, los capullos aparecen en primavera en climas cálidos, como por ejemplo, en el sur de Estados Unidos, sin embargo en el norte de Estados Unidos o en climas mas fríos, la floración no ocurre hasta el verano, en junio y en ocasiones principios de julio. Los capullos florales pasan frecuentemente desapercibidos al ser de color verde, dos brácteas alargadas encierran a la flor.

 

 

 

 

Las flores son grandes y perfectas, muy ornamentales, su forma nos recuerda a los Tulipanes, los tépalos a modo de pétalos, son ovalados de color verde amarillento, mas o menos intenso, presentan dibujos anaranjados en su parte central, o en la zona próxima a la base de los tépalos. Las flores tienen seis tépalos de aproximadamente cinco centímetros de longitud y dos brácteas, las brácteas se abren y acaban cayendo cuando se desarrolla la flor. En el centro de la flor hay un pequeño cono de color amarillo, rodeado de estambres delgados y alargados de color amarillo, cuando los tépalos se marchitan el cono queda al descubierto adquiriendo un color verdoso.

 

Frutos de Liriodendron Tulipifera, en julio, en este árbol cultivado en Cambridge, Uk

 

 

 

Las flores se desarrollan de forma vertical, formando una especie de copa. Crecen en los tallos terminales, en solitario, están unidas a ellos, por medio de pedúnculos o pequeños tallos, rígidos y fuertes, de entre tres y cuatro centímetros de longitud, que las mantienen verticales. Las flores atraen a las abejas.

 

 

 

Las flores se transforman en frutos ovalados y cónicos, erectos, de color amarillo-marrón, grisáceo, en su interior se desarrollan las semillas, estas, están unidas a un ala ovalada y larga en forma de samara, que ayuda a las semillas a diseminarse con el viento. Los frutos permanecen durante muchos meses en el árbol, decorando sus ramas desnudas, haciendo que el árbol tenga valor ornamental incluso durante el invierno.

 

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, dependiendo de las temperaturas de la zona de cultivo, y protegida de los vientos fuertes. Suelo fértil, húmedo y bien drenado, se desarrollan mas, en suelos profundos y sueltos, prefiere suelos ligeramente ácidos. Es perfecto para cultivar en zonas próximas al césped, en parques o jardines, públicos o privados. Es recomendable plantar los ejemplares a finales de invierno o principios de primavera, en zonas del norte, con inviernos fríos, antes de que surjan los brotes, en climas cálidos pueden plantarse en otoño. No soporta muy bien los trasplantes por que es aconsejable sembrarlo en su lugar definitivo. Algunas variedades como Liriodendron Tulifera Fasgiatum, están especialmente indicadas para cultivar a lo largo de avenidas o calles, por su crecimiento columnar y menos extendido.

 

 

 

 

Riegos regulares, especialmente en primavera y verano con altas temperaturas y mayor desarrollo vegetativo y floración, mantendremos la tierra ligeramente húmeda, fresca y bien drenada, evitar encharcar el terreno para prevenir que sus gruesas raíces se pudran, es muy importante proporcionar a los arboles un drenaje perfecto. No resiste la sequía, por que es aconsejable cultivarlo en emplazamientos húmedos.

 

 

 

Efectuar podas de formación en ejemplares jóvenes, para conseguir una estructura fuerte y bien formada, los ejemplares adultos no necesitan demasiadas podas, solo efectuaremos podas de mantenimiento, a finales de invierno, antes del nacimiento de los brotes, cortaremos los tallos o ramas rotas y estropeadas, para mantener los ejemplares en buenas condiciones.

 

 

 

 

Resiste temperaturas bajas invernales de mas de veinte grados bajo cero, en climas calurosos prefiere una situación parcialmente sombreada, el exceso de calor puede provocar que sus hojas se quemen. No es adecuado para cultivar en situaciones ventosas ni próximas al mar. Por el contrario, se desarrolla perfectamente cerca de ríos y arroyos.

 

Precioso colorido otoñal

 

Espectacular ejemplar cultivado en un parque de Toulouse.

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas, es recomendable sembrar las semillas en otoño, para que germinen en primavera cuando suban las temperaturas, también puede multiplicarse por esquejes. Si las semillas se plantan en primavera no germinaran hasta la siguiente primavera. Es recomendable mantener los semilleros en un emplazamiento fresco y sombreado, manteniendo el sustrato ligeramente húmedo.

 

 

 

 

Es un árbol resistente a plagas de insectos y enfermedades, ocasionalmente puede presentar plagas de insectos como cochinillas o pulgones, los ejemplares afectados, deberán ser tratados con insecticidas específicos para controlar las plagas y eliminarlas. También puede aparecer negrilla, un hongo en forma de polvo de color negro que cubre las hojas, este hongo, suele ser consecuencia de ataques de pulgones y cochinillas, una vez eliminados los pulgones o cochinillas, trataremos la negrilla con un producto fungicida especifico.

 

 

 

 

Liriodendron Tulipifera es un árbol muy ornamental, por la original forma de sus hojas, belleza de sus flores y espectacular colorido otoñal. Es adecuado para climas húmedos de frecuentes lluvias, en climas cálidos y secos, el árbol sufre, no es aconsejable cultivarlo. DIFICULTAD MEDIA.

 

2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *