Sombrilla del Paraíso-Cinamomo-Melia Azedarach

 

Melia Azadarach o Cinamomo es un árbol perenne perteneciente a la familia Meliaceae, es originario de Sudeste de Asia y zonas del norte y del este de Australia. Es un árbol perenne de hoja caduca de copa amplia en forma de parasol que puede llegar a medir quince metros de altura pero la mayoría se mantienen en cultivo entre cuatro y siete o ocho metros de altura. Su tronco suele ser único, recto y no demasiado alto. Se utiliza frecuentemente como árbol de sombra. En su habitad natural puede crecer en alturas de hasta tres mil metros sobre el nivel del mar.

 

 

 

Melia Azadarach es un árbol originario del Sudeste de Asia aunque actualmente se ha adaptado a muchas zonas del mundo que cuentan con temperaturas cálidas o templadas. Es un árbol de rápido crecimiento que desarrolla un tronco principal corto y grueso con corteza fisurada de color marrón intenso grisáceo con grietas de color marrón, las ramas adultas también presentan la corteza agrietada, los tallos jóvenes tiene la corteza lisa de color marrón grisáceo mas claro.

 

 

 

Sus hojas son caducas, los pequeños brotes empiezan a desarrollarse a finales de invierno cuando el árbol conserva todavía parte de sus decorativos frutos dorados. Brotan en sus tallos jóvenes pero también pueden brotar a lo largo de los gruesas ramas secundarias y sobre el mismo tronco principal, son de color verde claro.

 

 

 

 

Las hojas son muy divididas, están compuestas de folíolos ovales de bordes dentados que miden entre tres y cinco o seis centímetros de longitud, los folíolos son de color verde intenso cuando se desarrollan por completo, y de color verde mas pálido en el envés. En otoño adquieren una coloración dorada antes de caer. Crecen de forma alterna sobre las ramas unidas a ellas por medio de largos y delgados peciolos. Las hojas suelen medir de veinte a alrededor de cuarenta centímetros de longitud e incluso mas.

 

 

 

 

Florece a mediados o finales de primavera, las flores crecen agrupadas en racimos terminales que pueden medir entre veinte y veinticinco centímetros. Las flores son muy aromáticas de color violeta o purpura y blancas, son pequeñas y estrelladas con cinco pétalos alargados y delgados y centros o corolas prominentes mas oscuras, miden alrededor de dos centímetros de diámetro.

 

 

 

 

Las flores fecundadas dan lugar a frutos redondeados pequeños de entre un centímetro y un centímetro y medio, son de color verde al principio, que cambian de color a medida que se van desarrollando a color anaranjado o amarillo dorado y finalmente de color negro cuando están maduros, contienen pequeñas semillas en su interior. Algunos pájaros se alimentan de los frutos y ayudan a dispersar sus semillas, pero son tóxicos para el hombre y la mayoría de animales.

 

Arbol

 

 

 

Los pequeños frutos globosos reunidos en racimos colgantes permanecen durante mucho tiempo en el árbol, incluso despues de la caída de las hojas, dan al árbol un precioso y original toque durante el invierno. Frecuentemente conviven los frutos con los nuevos brotes de hojas y en muchas ocasiones algunos persisten cuando el árbol florece de nuevo en primavera. La madera, frutos y semillas se utilizan en ebanistería y en la fabricación de objetos decorativos como rosarios y collares.

 

 

 

 

Situación totalmente soleada, aunque se adapta a situaciones de sombra parcial, elegir un emplazamiento protegido de los fuertes vientos que estropean fácilmente sus delicadas hojas. Cinamomo o Melia Azadarach se utiliza frecuentemente en jardines públicos y parques en alineaciones o como ejemplar en solitario, también es adecuado para jardines grandes. Muy apreciado como árbol de sombra y por sus bonitas hojas, preciosa y aromática floración y decorativos frutos que persisten durante mucho tiempo sobre el árbol.

 

 

 

 

Se adapta a distintos tipos de suelo, incluidos los arcillosos, tolera la salinidad por lo que puede cultivarse en jardines próximos a la costera. El suelo puede ser ácido o alcalino puede adaptarse a distintos niveles de ph, pero prefiere suelos arenosos con buen drenaje y rofundos. En algunos lugares de temperaturas adecuadas se ha asilvestrado llegando a ser considerado un árbol invasivo, sin embargo no es muy longevo. Podemos incorporar un poco de abono orgánico a finales de invierno para enriquecer la tierra de cultivo.

 

 

 

 

Riegos regulares en ejemplares jóvenes y recién trasplantados especialmente en primavera y verano con temperaturas altas, en otoño e invierno ir disminuyendo los riegos a medida que las temperaturas bajen. En invierno necesitan poco riego. Resiste la cal del agua y la salinidad de jardines costeros.Una vez establecido resiste periodos de sequía, lo que le hace ideal para climas de veranos calurosos.

 

 

 

 

Los arboles de Melia Azedarach generalmente no necesitan poda, pero es recomendable efectuar podas de formación en ejemplares jóvenes y de mantenimiento en adultos para conservar los árboles en buenas condiciones, efectuaremos las podas a finales de invierno. Resisten muy bien la poda pero es recomendable aplicar pasta cicatrizante en las heridas provocadas por la poda, especialmente en ejemplares jóvenes para prevenir ataques de hongos y pudriciones.

 

 

 

 

Es mejor podar los ejemplares que lo necesiten a finales de invierno dejando sus ramas principales y acortando las secundarias, en pocas semanas aparecerán nuevos brotes y conseguiremos copas mas densas y redondeadas, el árbol florecera poco o no florecera durante esa temporada, sera el precio a pagar para conseguir arboles mas ramificados y bonitos, de abundantes floraciones futuras. A finales de invierno cortaremos las ramas o tallos secos, enfermos o mal orientados.

 

 

 

 

Al tratarse de un árbol de hoja caduca resiste mejor el frió que otros arboles perennes, puede resistir bajas temperaturas de algunos grados bajo cero e incluso heladas suaves y esporádicas. Necesita temperaturas cálidas veraniegas para crecer, florecer y fructificar correctamente. Es adecuado para climas templados.

 

 

 

 

Melia Azedarach se reproduce por semillas y por esquejes de tallos o de raíz. Recogeremos las semillas del interior de los frutos maduros y las colocaremos en macetas con un sustrato rico en turba, mantendremos la tierra ligeramente húmeda, cuando las plantas tengan un tamaño manejable las podremos trasplantar a su lugar definitivo, las semillas permanecen años viables y no necesitan tratamientos previos. Las sembraremos en primavera u otoño y los esquejes en verano. También podemos multiplicar los arboles por pequeñas plantas que aparecen en la base del árbol. En algunos lugares del mundo se ha naturalizado y puede llegar a ser invasivo por la facilidad de reproducción mediante sus semillas que son dispersadas por el viento y por los pájaros.

 

 

 

 

Melia Azedarach puede presentar problemas con plagas de insectos como pulgones, arañas o cochinillas en primavera y verano cuando las temperaturas empiezan a subir, es necesario aplicar productos fitosanitarios específicos para tratar las plagas, es recomendable vigilar las plantas para empezar el tratamiento lo antes posible. Las orugas pueden devorar rapidamente las hojas del árbol.

 

 

 

 

Puede presentar problemas con hongos si la tierra de cultivo permanece encharcada a no disponer de un correcto drenaje. Es recomendable preparar previamente el suelo de cultivo añadiendo materia orgánica y arena para facilitar el drenaje y evitar la pudrición de raíces que provoca manchas en las hojas.

 

 

 

 

En general es un árbol fácil de cultivar muy apreciado en jardinería como árbol de sombra, también por la belleza de sus hojas compuestas y preciosa floración, es muy decorativo incluso en invierno cuando esta desprovisto de hojas, ya que numerosos racimos de frutos dorados permanecen en el árbol hasta la primavera. No es un árbol muy longevo. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *