Platano de Chipre-Platanus Orientalis Insularis

 

Platanus Orientalis Insularis es un árbol caduco perteneciente a la familia Platanaceae, es originario de las Islas Griegas. La variedad «Insularis» a diferencia de otras variedades de Platanus Orientalis, es un árbol de tamaño pequeño o mediano, mide entre diez y quince metros de altura y de seis a diez metros de diámetro. Es un árbol vigoroso, muy resistente y fácil de cultivar, de original apariencia y colorido otoñal. Los arboles jóvenes tienen un habito de crecimiento piramidal, pero redondeado, amplio y extendido cuando maduran. El tronco tiene una corteza escamada, especialmente en ejemplares adultos, con tonos grises, verdes y crema.

 

 

 

 

Las hojas son grandes, de aproximadamente veinticinco centímetros de largo, en primavera y verano son de color verde en el haz y verde pálido en el envés, carecen de brillo, son muy distintas a otras variedades de Platanus, están profundamente lobuladas. Las nerviaciones de la hoja son de color amarillo verdoso. Tienen cinco lóbulos grandes y en ocasiones dos pequeños lóbulos, en las hojas grandes de verano. El lóbulo central es mas ancho con forma de rombo, los bordes de las hojas presentan algunos dientes. Los lóbulos son largos y estrechos, como dedos. La hoja se parecen a una mano extendida con los dedos separados.

 

 

 

Las hojas están unidas a los tallos por medio de finos peciolos, de tres a cinco centímetros de longitud, de color marrón purpureo. Los brotes de las nuevas hojas son rojizos, luego cambian a color verde ( mas intenso por el haz que por envés) y a finales de verano o principios de otoño, a color marrón purpura en el haz y a color marrón verdoso en el envés.

 

 

 

 

Florece en primavera, las flores son discretas y poco visibles, tiene flores masculinas y femeninas, las flores generalmente se desarrollan en grupos, las flores masculinas son de color marrón amarillento y las femeninas rojizas. Los frutos son pequeños y esféricos, de entre dos centímetros y medio a tres de diámetro. Los frutos se desarrollan en pedúnculos de hasta treinta centímetros de longitud. La pilosidad que cubre los frutos puede resultar irritante, para los ojos y mucosas de algunas personas.

 

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, pero se desarrolla mejor a pleno sol. Se adapta a distintos tipos de suelo, y a distintos valores de ph, pero prefiere un terreno fértil y húmedo, bien drenado. Es adecuado para jardines grandes, donde se pueda desarrollar correctamente, perfecto para parques y como árbol de alineación y de sombra. Tolera la polucion de las grandes ciudades. Espectacular coloración otoñal.

 

 

 

 

Riegos regulares en ejemplares jóvenes y recién trasplantados, especialmente en primavera y verano con altas temperaturas y mayor desarrollo vegetativo. Los arboles adultos bien enraizados en el terreno toleran periodos de sequía breves, pero se desarrollan mejor con riegos regulares.

 

 

 

 

Admite podas fuertes, efectuaremos podas de formación en ejemplares jóvenes, para conseguir copas bien formadas y ejemplares fuertes. Podaremos los arboles en invierno cuando entran en estado de reposo vegetativo. Efectuaremos podas severas para controlar su crecimiento, mantener su forma y conseguir copas mas densas y ramificadas. Puede resistir temperaturas altas estivales, y temperaturas bajas en invierno, de diez a quince grados bajo cero, e incluso mas.

 

 

 

 

Se Reproduce por esquejes de madera leñosa en invierno, podemos utilizar los resto de poda sanos para obtener esquejes. Generalmente es un árbol resistente a ataques de insectos y enfermedades, ocasionalmente puede verse afectado por chinches que se alimentan de sus hojas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *