Tulipán de Siam-Tulipán de Verano-Curcuma Alismatifolia

 

Curcuma Alismatofolia es una planta herbácea perenne de raíces gruesas rizomatosas, pertenece a la familia Zingibeaceae y es originaria de Tailandia y Camboya, es una planta ornamental pero esta relacionada con las plantas de «Curcuma Longa» de las que se extrae la especia «Curcuma» que posee propiedades culinarias. Curcuma Alismatofolia es una planta frecuentemente cultivada como planta de interior por la belleza y originalidad de sus flores. Como planta de interior se mantiene en alturas de cuarenta a sesenta centímetros, pero en su habitad natural puede alcanzar cerca de un metro de altura.

 

 

 

Las hojas son caducas, generalmente crecen en marzo cuando las temperaturas empiezan a subir, tienen forma alargada y extremos puntiagudos, son de color verde azulado, presentan una nerviación central longitudinal central muy marcada y generalmente de color mas oscuro que el resto de la hoja. Sus hojas se desarrollan en vainas a modo de tallo, las hojas están unidas a el «tallo» por medio de un peciolo largo.

 

 

 

En su habitad natural florecen en verano, pero cultivadas como plantas de interior pueden florecer en otras épocas del año. Las plantas desarrollan tallos florales cilíndricos que surgen desde la vaina de las hojas, pueden alcanzar de quince a veinte centímetros de longitud, la parte superior de las inflorescencias esta formada por brácteas grandes de color rosa mas o menos intenso, violeta o blanco en su parte superior y brácteas mas pequeñas verdosas en su parte inferior. Las flores son muy pequeñas de color purpura o amarillento y crecen entre las brácteas inferiores de la inflorescencia. Las flores  (inflorescencias) son utilizadas como flor cortada en la confección de composiciones florales.

 

 

img_20160929_090911904

 

Situación luminosa pero evitando los rayos directos del sol. Utilizar un sustrato suelto rico en turba y arena que drene perfectamente, las plantas de Curcuma son muy sensibles al encharcamiento que provoca pudrición de raíces y el deterioro de la planta. Trasplantar a finales de invierno o principios de primavera, cada dos o tres años a una maceta de tamaño ligeramente superior. En primavera y verano aportes de fertilizante liquido dos veces al vez para mantener el sustrato fértil.

 

 

IMG_20160906_123831440

 

Riegos regulares en primavera y verano época de máximo desarrollo vegetativo y floración, mantener la tierra ligeramente húmeda pero no encharcada, a finales de verano disminuir los riegos, la planta va perdiendo las hojas despues de la floración y cuando las temperaturas empiezan a bajar. En invierno no necesitan muchos riegos solo es conveniente regar de vez en cuando para mantener las raíces vivas. Incrementar los riegos en primavera cuando se inicia de nuevo el crecimiento.

 

 

Las plantas de Curcuma necesitan alta humedad ambiental para desarrollarse correctamente, es recomendable pulverizar las hojas frecuentemente si el ambiente es seco, en primavera y verano con temperaturas altas, también podemos colocar las plantas sobre bolas de arcilla húmedas para aumentar la humedad ambiental alrededor de las plantas.

 

 

 

Retirar las hojas secas y estropeadas así como las inflorescencias marchitas, a finales de verano o principios de otoño cortar todas las hojas y mantener las plantas hasta la subida de temperaturas de primavera. Es una planta amante de las temperaturas altas por lo que hiberna durante el invierno. En climas de inviernos fríos se cultiva como planta de interior, puede cultivarse en exterior en climas de temperaturas invernales moderadas.

 

 

 

Las plantas de Curcuma se reproducen fácilmente por división de rizoma a finales de invierno o principios de primavera. Extraeremos los rizomas de la tierra los dividiremos en varias porciones y los colocaremos en macetas independientes con un nuevo sustrato, reanudaremos los riegos y en algunas semanas nuevos brotes surgirán de nuevo.

 

IMG_20160906_123833908

 

 

Las plantas de Curcuma son plantas bastante resistentes a plagas de insectos y enfermedades, el exceso de riego y el drenaje insuficiente pueden provocar que las hojas caigas y la pudrición de sus raíces, es muy importante proporcionarles un riego adecuado y un drenaje perfecto. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *