Pie de Leon-Alchemilla Mollis

 

Alchemilla Mollis es una planta herbácea perenne perteneciente a la familia Rosaceae, es originaria de zonas montañosas del este de Europa y de Turquía. Es una planta de crecimiento amplio y denso que mide entre treinta y cuarenta y cinco centímetros de altura, forma matas redondeadas que cubren el terreno.

 

 

 

Las hojas son redondeadas y palmadas, cuentan con nueve o once lóbulos poco profundos, son de color verde claro y tienen los bordes finamente dentados y ondulados, presentan nerviaciones radiales que parten del centro de la hoja hacia sus extremos. Las hojas están cubiertas de una fina vellosidad que hace que el agua no se adsorba o patine sobre la hoja manteniendo las gotas intactas, cuando llueve las gotas de agua permanecen sobre las hojas creando un bonito efecto. Las hojas son caducas.

 

 

 

Florece en verano, las flores son muy pequeñas y estrelladas de color amarillo pálido, están compuestas por siete diminutos pétalos ovales prácticamente triangulares, su centro es de color verde. Las flores crecen agrupadas en racimos florales densos, generalmente colgantes que se desarrollan en el extremo de los tallos, la floración es tan abundante que llega a cubrir las hojas casi por completo.

 

 

 

Situación parcialmente sombreada o de sombra luminosa, en climas de temperaturas estivales moderadas o húmedas admite ser cultivada en exposiciones soleadas, si hace mucho calor agradece sombra de tarde. Suelo rico en nutrientes, fresco, húmedo y bien drenado, se adapta a distintos tipos de suelo siempre que se mantengan ligeramente húmedos. Queda perfecta en jardines de rocas húmedos, sembrada en grupos o combinadas con otras plantas de apariencia silvestre, también es ideal para borduras.

 

 

 

Riegos frecuentes especialmente en verano con temperaturas altas, mantener el sustrato de plantación ligeramente húmedo, pero evitando los encharcamientos que pueden provocar enfermedades y pudriciones. En otoño ir disminuyendo los riegos con el descenso de las temperaturas. Las plantas bien establecidas pueden resistir periodos breves de sequía pero se desarrollan mejor en terrenos ligeramente húmedos.

 

 

 

Podar el extremo de los tallos a finales de verano o principios de otoño para mantener los ejemplares en buenas condiciones, si es necesario y la planta esta desordenada y agotada admite cortes drásticos, las plantas brotaran de nuevo en primavera. Es recomendable podar las inflorescencias secas para favorecer nuevas floraciones y evitar la auto siembra de sus semillas. Resiste temperaturas frías invernales y heladas de algún grado bajo cero.

 

 

 

Se reproduce por semillas en primavera y por división de mata en primavera u otoño. La planta se auto siembra por si misma, genera muchas semillas que cuando caen al suelo germinan, por lo que tiende a desarrollar pequeñas plantas a su alrededor. En condiciones de cultivo adecuadas puede llegar a convertirse en una planta invasiva. Es aconsejable dividir las plantas adultas cada tres o cuatro años para rejuvenecerlas.

 

 

 

Alchemilla Mollis es una planta muy rustica y fácil de cultivar, no suele tener problemas con plagas o enfermedades en condiciones adecuadas de cultivo. Si hace mucho calor y escasea el riego las hojas se colapsan, también pueden sufrir quemaduras en exposiciones demasiado soleadas. Si el calor excesivo ha estropeado las plantas se pueden rejuvenecer con una buena poda. Es esencial que las plantas cuenten con un drenaje perfecto y un riego adecuado para desarrollarse correctamente. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *