Phlox Paniculata

 

Phlox Paniculata es una planta herbácea perenne perteneciente a la familia Polemoniaceae, es originaria del este de Estados Unidos y del este de Canadá. Son plantas de crecimiento vertical que pueden llegar a alcanzar alrededor de un metro de altura si se cultiva directamente en el suelo del jardin, y de sesenta centímetros a un metro de diámetro. Las plantas cultivadas en macetas suelen mantenerse en dimensiones menores.

 

 

Actualmente existen muchos cultivares, se cultivan frecuentemente como planta ornamental por la belleza de sus flores, como la variedad Phlox Paniculata Windsor o Pholx Paniculata Border Gem. Los tallos son largos y estrechos de color verde, en ellos se desarrollan las hojas de forma opuesta, en pares enfrentados entre si. Las hojas son alargadas, de color verde, de bordes lisos y puntiagudas, mas o menos grandes, dependiendo de la variedad.

 

 

Florece abundantemente desde verano a principios de otoño, las flores son pequeñas de entre dos y dos centímetros y medio dependiendo de la variedad, pueden ser blancas, rosas, violetas, o rojas, hay variedades con centros en distinto color muy decorativas. Las flores se desarrollan en inflorescencias altas y ramificadas, en forma de panículas. En algunas variedades o cultivares las flores son aromáticas, pueden utilizarse como flor cortada.

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, se adapta a distintos tipos de suelo, pero prefiere un suelo suelto, húmedo, fértil  y bien drenado. Quedan perfectas cultivadas en grupos formando macizos, o en segunda linea, detrás de plantas de menor altura, formando borduras floridas. También podemos cultivarlas en macetas grandes para decorar patios o terrazas.

 

 

Regar de forma regular, desde principios de primavera, cuando reanuda su crecimiento, mantendremos el sustrato ligeramente húmedo, no empapar la tierra, para evitar problemas de hongos y pudriciones. Los ejemplares deberán regarse frecuentemente en verano, especialmente si los cultivamos en un emplazamiento totalmente soleado, no soporta la sequía. Disminuir los riegos a finales de verano y en otoño cuando finaliza la floración y la planta se estropee.

 

 

Cortar los tallos florales a medida que las flores se vayan secando, para mantener las plantas sanas y en buenas condiciones. Cortar los tallos secos y enfermos, y toda la vegetación agotada y seca a nivel del suelo, a finales de otoño. Tolera temperaturas frías invernales, es recomendable acolchar el terreno si hace mucho frió, para proteger las raíces. En verano agradece temperaturas moderadas, en climas muy cálidos la planta sufre.

 

 

Se multiplican por división de mata y por esquejes de la base de la planta, en primavera, también podemos obtener nuevos ejemplares utilizando esquejes de raíz en otoño, algunos ejemplares se pueden reproducir por semillas, pero no los cultivares. No suelen tener problemas graves con ataques de insectos o enfermedades, aunque en condiciones cálidas y de mala ventilación, pueden ser atacadas por hongos como el mildiu y el oídio, que cubre sus hojas y tallos con un polvo de color blanco grisáceo, que deseca las hojas y tallos, es recomendable tratar las plantas afectadas con un fungicida especifico o eliminar las partes enfermas y tratar posteriormente los ejemplares enfermos, para que el hongo no se propague. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *