Pelargonio Oloroso de Manzana y Menta-Pelargonium Odoratissimum

 

Pelargonium Odoratissimun es una planta perteneciente a la familia  Geraniaceae, y al genero Pelargonium, es originaria de Sudáfrica. Es una planta arbustiva de pequeñas dimensiones y tallo principal corto, es una planta muy ramificada y pequeña, no suele superar los veinticinco o treinta centímetros de altura y suele medir entre veinticinco a treinta centímetros de diámetro e incluso mas en ejemplares adultos.

 

 

 

Las plantas desarrolla tallos largos y estrechos, de color verde, de crecimiento horizontal o colgante, que pueden alcanzar los sesenta centímetros de longitud, la base de los tallos se vuelve leñosa y de color marrón al igual que sus hojas inferiores. Los tallos crecen a partir de un tallo corto que tiene raíces gruesas subterráneas algo tuberosas, que se dividen en raíces jóvenes mas delgadas.

 

 

 

Las hojas son pequeñas, de entre tres y cuatro centímetros de diámetro, son redondeadas y acorazonadas de color verde intenso, se presentan divididas en tres folíolos generalmente poco profundos, sus bordes son irregulares y dentados y su superficie aterciopelada y suave. Se desarrollan reunidas en grupos y en solitario a lo largo de sus finos tallos, se unen a ellos por medio de peciolos redondeados largos y estrechos, son muy aromáticas, contienen aceites esenciales que desprenden un agradable aroma cuando se tocan o friccionan. El aroma que desprenden recuerdan al aroma de manzana con un suave toque de menta.

 

 

 

 

Florece en primavera, las flores son muy pequeñas de color blanco o rosado crecen reunidas en inflorescencias terminales de un numero variable de flores. Las diminutas flores están formadas por cinco pétalos ovales, dos superiores de crecimiento erecto y tres colgantes, los pétalos erectos presentan dibujos lineales de color rojo o rosado, los pétalos inferiores son lisos de color blanco o ligeramente rosado.

 

 

 

 

Pelargonium Odorantissimun necesita una situación parcialmente soleada para donde poder desarrollarse correctamente. En sus lugares de origen crece en zonas boscosas y protegidas, parcialmente sombreadas por plantas de mayor altura. Suelo medianamente fértil rico en turba y arena para facilitar el drenaje. Podemos cultivarlo en macetas o directamente en el suelo del jardin, no necesita demasiado abono, pero agradece un cambio de maceta cuando la tierra esta muy gastada y empobrecida, añadiendo un nuevo sustrato.

 

 

 

Riegos regulares durante la primavera y el verano con altas temperaturas, dejar secar ligeramente el sustrato entre riegos y evitar el encharcamiento, las plantas de Pelargonium son muy sensibles al exceso de agua y mal drenaje del sustrato de plantación que puede provocar ataques de hongos y pudriciones. En otoño e invierno distanciar los riegos, especialmente con temperaturas bajas.

 

 

 

 

A finales de invierno o principios de primavera cuando las temperaturas empiecen a subir cortaremos el extremo de los tallos demasiado largos para fomentar el nacimiento de nuevos brotes y conseguir plantas mas compactas y bonitas y una mayor floración. Eliminaremos también los tallos y hojas secas y zonas estropeadas.

 

 

 

 

Pelargonium Odorantissimun es una planta adecuada para cultivar en climas de temperaturas invernales moderadas. La planta puede perder parte de su vegetación durante el invierno pero brotara de nuevo con fuerza en primavera. En climas de temperaturas invernales frías necesitaran protección durante el invierno, es recomendable cultivarlas en macetas para poder resguardarlas en invernaderos durante el invierno.

 

 

 

Se reproduce por semillas y por esquejes. En la naturaleza se auto-siembra por si mismo. Las semillas cuentan con una especie de rabito plumoso que ayuda a que las semillas sean dispersadas por el viento, cuando encuentran condiciones de humedad se asientan en el suelo y germinan. Aprovecharemos los restos de poda de finales de invierno o principios de primavera para obtener esquejes. Cortaremos trozos terminales de tallo que contengan algunas hojas y nudos de crecimiento, quitaremos las hojas inferiores e introduciremos en tierra al menos un tercio del esqueje. Colocaremos los esquejes en un sustrato suelto y esponjoso que contenga arena para facilitar el drenaje, y mantendremos la tierra ligeramente húmeda, colocando las macetas en un emplazamiento a sombra parcial luminosa, en pocas semanas los esquejes desarrollaran raíces.

 

 

 

Son plantas resistentes ante plagas de insectos y enfermedades, ocasionalmente pueden verse afectadas por pulgones o pequeñas orugas que pueden ocasionar desperfectos en sus hojas. En caso de ataques utilizaremos productos insecticidas específicos para controlarlos. Sus principales enemigos son el exceso de riego y mal drenaje del sustrato, que pueden ocasionar ataques de hongos y pudriciones. El frió intenso y las heladas pueden acabar con los ejemplares. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *