Helenio-Enula-Inula Helenium

 

Inula helenium es una planta herbácea perenne, perteneciente a la familia Asteraceae, es originaria del sureste de Europa y Asia. Es una planta de crecimiento vertical que puede alcanzar el metro o metro y medio de altura, en ocasiones dos metros. Se ramifica en la parte media y alta de la planta, cuenta con una raíz gruesa y ramificada, gomosa, de sabor amargo y aroma a alcanfor. Se le atribuyen propiedades medicinales y antisépticas, se utiliza la raíz desecada para la preparación de jarabes, para tratar afecciones respiratorias y estomacales.

 

 

Sus tallos son gruesos y rígidos de crecimiento erecto, presentan una fina vellosidad de color verde o violeta. Las hojas son alargadas de color verde y bordes dentados, presentan una nerviación central longitudinal hendida, de color mas claro que el resto de la hoja y superficies ásperas. Las hojas de la base de la planta son grandes y presentan un pedúnculo largo, mientras que las restantes carecen de el, envolviendo la base de la hoja en el tallo.

 

 

Florece de mediados a finales de verano, sus flores de cinco a ocho centímetros de diámetro, son muy llamativas, son de color amarillo dorado. Están compuestas de muchos pétalos, muy delgados y estrechos, de extremos irregulares abiertos en tres pequeños flecos, tienen centros redondeados de color amarillo anaranjado. El fruto es una «Cipsela» con pelos blanquecinos o grisáceos en su interior.

 

 

Situación soleada, suelo profundo bien drenado, se adapta a distintos tipos de suelo, excepto a suelos pesados y con mal drenaje. Abonar las plantas anualmente a finales de invierno o principios de primavera con abono orgánico. Las plantas necesitan bastante espacio para crecer, por lo que es necesario mantener una distancia de plantación amplia entre plantas. Son adecuadas para jardines grandes y para rocallas, también pueden cultivarse en macetas grandes. Regar las plantas regularmente en primavera y verano, especialmente los ejemplares jóvenes, los recién trasplantados y las pequeñas plantas obtenidas por semillas. En otoño e invierno disminuir los riegos.

 

 

Cortar los tallos secos a finales de invierno para fomentar un nuevo crecimiento. Las plantas se extienden bastante con los años por medio de sus raíces subterráneas, por lo que es recomendable dividirlas cada tres o cuatro años. Resiste temperaturas bajas invernales, aunque sus tallos se sequen por el frió del invierno, brotan de nuevo en primavera con la subida de las temperaturas.

 

 

Se reproducen por división y por semillas, en climas fríos las semillas se siembran en interior en invierno, y se trasplantan al exterior en primavera. En climas de temperaturas moderadas las semillas se pueden plantar en exterior a finales de febrero o a principios de marzo, cuando el riego de heladas haya finalizado. En climas apropiados las plantas se reproducen por si mismas auto-sembrando sus semillas, generalmente las plantas no florecen hasta el segundo año. Las plantas de Inula Helenium son plantas fáciles de cultivar de poco mantenimiento, son bastante resistentes a plagas de insectos y a enfermedades. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *