Begonia Grandis

 

Begonia Grandis es una planta tuberosa perenne originaria de China. Crece en bosques, cerca de ríos y montañas en lugares húmedos y sombríos, bajo arboles de hoja perenne que la protegen de los rayos del sol. Son plantas grandes que pueden alcanzar cerca del metro de altura, forman arbustos amplios de tallos largos y delgados redondeados que se inclinan hacia el perímetro de la planta. Indicadas para zonas de sombra luminosa o sombra parcial.

 

 

Sus hojas son caducas, grandes y acorazonadas de color verde oscuro, están unidas a los tallos por medio de largos peciolos redondeados y carnosos de color verde dibujados con tonos rojizos. Los bordes de las hojas son irregulares y están finamente dentados, las hojas presentan nerviaciones muy marcadas de forma palmada. Las inflorescencias se desarrollan en el extremo de los tallos y en las axilas de las hojas. Las flores son pequeñas, de color blanco rosado y crecen reunidas en grupos en los extremos de largos y finos pedicelos. Son muy decorativas y resaltan sobre el fondo verde intenso de sus hojas dando a la planta un aspecto delicado.

 

 

Situación de sombra luminosa, es recomendable cultivar las plantas lejos de los rayos directos del sol que producen quemaduras en sus hojas, admite algunas horas de sol directo a primeras horas de la mañana o a ultimas de la tarde cuando los rayos del sol son mas débiles. Podemos cultivarla en el jardin o en grandes macetas para decorar patios o terrazas de sombra. Cultivadas en el jardin quedan perfectas sembradas junto a Helechos, Azaleas, Rododendros o Hostas creando un precioso jardin sombrío.

 

 

Utilizar un sustrato suelto y esponjoso, rico en turba y humus, que contenga arena o perlita para asegurar un perfecto drenaje, es aconsejable añadir una pequeña cantidad de tierra de castaño o de brezo para acidificar el terreno de plantación. Anualmente a principios de primavera podemos añadir un poco de sustrato fresco y enriquecido alrededor de las plantas. Es recomendable añadir junto con el agua de riego, abono mineral especial para plantas de flor durante la primavera y el verano, para potenciar la floración.

 

 

Si cultivamos las plantas en macetas no colocaremos platos a sus pies para dejar que el agua sobrante del riego o de la lluvia fluya libremente. Las Begonias son plantas muy sensibles al exceso de humedad en el sustrato, que ocasiona ataques de hongos y pudriciones. Regaremos las plantas de forma regular dejando secar el sustrato entre riegos, utilizaremos agua de lluvia o libre de cal. Durante el otoño y el invierno apenas necesita riego.

 

 

Begonia Grandis no necesita podas especiales en buenas condiciones de cultivo. Es recomendable retirar las hojas estropeadas y secas para mantener el buen aspecto de la planta. Sin embargo a finales de invierno o principios de primavera dependiendo de las temperaturas, suele ser necesaria una poda de limpieza eliminando los tallos estropeados y acortando los excesivamente largos para que la planta cree nuevos brotes y conseguir plantas mas compactas. Durante el invierno sus hojas se secan, puede morir totalmente su vegetación si las temperaturas son frías, si las raíces no han sido afectadas la planta brota desde el tubérculo de nuevo en primavera. Es aconsejable acolchar el terreno durante el invierno para proteger las raíces tuberosas del frió, colocaremos una capa de corteza de pino o algún otro material natural sobre el suelo de plantación.

 

 

Se multiplica por esquejes de tallo o hoja, por semillas y por división de mata, extrayendo del suelo parte de sus raíces tuberosas en compañía de algunas hojas o brotes de crecimiento. En situaciones poco aireadas puede sufrir ataques de insectos como cochinillas o ácaros, ocasionalmente pueden aparecer pulgones si las temperaturas son altas. El exceso de riego y humedad puede provocar ataques de hongos como el “oídio” un hongo con apariencia de polvo blanquecino que puede cubrir sus hojas y tallos, también pueden provocar pudriciones de parte de la planta o de su totalidad. Deberemos proporcionar a la planta un emplazamiento aireado, un buen drenaje y un riego apropiado, así como tratamientos con insecticidas o fungicidas específicos para suprimir las plagas y enfermedades. DIFICULTAD MEDIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *