Trébol Enano Blanco-Trifolium Repens

 

Trifolium Repens conocido como Trébol Blanco es una planta herbácea rastrera perteneciente a la familia Fabaceae y al genero Trifolium, es originario de algunas zomas de Asia, del norte de África y de partes de Europa. Es una planta perenne de bajo mantenimiento y crecimiento rastrero desarrolla largas raíces subterráneas y tallos o estolones que le ayudan a extenderse y colonizar grandes superficies. Crece rapidamente.

 

 

 

Es una planta de baja altura que no suele superar los diez centímetros de altura, sus hojas se desarrollan en el extremo de un peciolo redondeado y delgado de color verde, están divididas en tres folíolos ovales de extremos redondeados. Los folíolos o partes en las que se divide la hoja son de color verde y presentan un dibujo semicircular de color verde pálido o blanco, una nerviación central longitudinal y bordes finamente dentados. El envés de la hoja es de color verde liso sin dibujo.

 

 

 

 

Florece en primavera, verano o principios de otoño. Las flores son pequeñas y olorosas, de color blanco y están reunidas en inflorescencias redondeadas que sobresalen por encima de la vegetación, crecen en lo alto de pedúnculos o pequeños tallos delgados y cilíndricos de color verde al igual que las hojas. Las flores dan un toque de color blanco a las praderas de Trébol y atraen a las mariposas y demás insectos polinizadores. Los pequeños frutos contiene unas cuantas semillas muy pequeñas de color amarillento o marrón.

 

 

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, crece mejor a pleno sol, en situaciones de demasiada sombra la planta crecerá mas en altura y sera menos tupida, no soporta la sombra intensa. Prefiere un sustrato enriquecido y arenoso para asegurar un buen drenaje, pero se adapta a distintos tipos de suelo siempre que estén bien drenados, a suelos ácidos o básicos, arcillosos y arenosos, incluso a suelos pobres. Agradece aportes de abono al final de invierno o principios de primavera, utilizar un abono rico en fósforo y potasio.

 

 

 

 

Es una buena alternativa al césped ya que admite podas mas distanciadas y ocasionales, rebrotando con fuerza, y es mas resistente al pisoteo y a los problemas típicos de hongos que afectan frecuentemente al césped. Crea alfombras tupidas que cubren rapidamente el suelo dando al jardin un aspecto mas fresco y natural que el césped tradicional. El Trébol Blanco también es una buena planta forrajera que se utiliza frecuentemente en el pastoreo de ganado.

 

 

 

 

Podemos sembrar el trébol en espacios abiertos y entre las losetas de piedra que componen caminos y pasos en el jardin, solo debemos tener la precaución de colocar el corta césped en posición alta para no dañar las cuchillas. En jardines silvestres podemos dejar que las plantas crezcan prácticamente libremente, solo necesitan algunas podas anuales para rejuvenecerse.

 

 

img_20161107_122917483

 

 

Necesita riegos regulares y frecuentes especialmente en primavera y verano con altas temperaturas, regar mas a menudo los nuevos ejemplares ya que disponen de pocas raíces, los ejemplares ya establecidos pueden sobrevivir con riegos mas distanciados. Distanciar los riegos en otoño e invierno a menudo que las temperaturas bajen.

 

 

 

Si queremos mantener las plantas a poca altura pasaremos el corta césped de vez en cuando, así de favorecerá el crecimiento de nuevas hojas desde la base de la planta, consiguiendo plantas mas tupidas. Podemos delimitar el perímetro con pequeñas vallas o separadores para que el trébol no invada a otros cultivos, deben permanecer algo enterrados para evitar que las raíces pasen bajo ellos. Puede llegar a ser invasiva colonizando espacios reservados a otras plantas del jardin.

 

 

 

 

Crece mejor con temperaturas templadas y húmedas, durante el ivierno su desarrollo decae, para acelerarse de nuevo en primavera con temperaturas mas altas. Crece mejor en climas húmedos con lluvias frecuentes, si el clima es seco necesitaran mas riegos. En invierno puede pasar por un proceso de poco desarrollo pero las plantas brotaran de nuevo con fuerza con la subida de las temperaturas primaverales.

 

 

img_20161107_122924061

 

 

Trifolium repens se reproduce por semillas, por estolones o tallos rastreros y por raíces subterráneas. Las semillas se siembran en primavera o principios de otoño y se cubren solo ligeramente porque son muy pequeñas y así germinaran mejor. Mantendremos el suelo ligeramente húmedo para que las semillas germinen y se desarrollen bien las pequeñas plántulas. El Trébol Blanco se multiplica por si mismo mediante estolones y por medio de sus raíces subterráneas.

 

 

 

 

Trifolium Repens utiliza el nitrógeno de la atmósfera para fijarlo en el suelo y utilizarlo para su desarrollo, esto lo consigue a través de “”Rifobios” un tipo de bacterias que forman nódulos o ensanchamientos redondeados en las raíces del Trébol y son las encargadas de transformarlo para que las raíces lo puedan adsorber en forma de nutrientes, Por eso Trifolium Repens puede cultivarse fácilmente en suelos pobres y no necesita aportes extra de abonos ricos en nitrógeno. Enriquece por si mismo el suelo en el que esta cultivado. También es utilizado como abono verde para mejorar la estructura del suelo y enriquecerlo.

 

 

Es una planta muy fácil de cultivar y de poco mantenimiento, muy resistente a las plagas y enfermedades típicas de las plantas del jardin. El encharcamiento del terreno puede ocasionar ataques de hongos y pudriciones. Ocasionalmente sus hojas pueden ser devoradas por insectos o babosas. La sequía, la sombra intensa, y la falta de poda prolongada hacen que la planta se deteriore y debilite pudiendo llegar a desaparecer. El abono demasiado rico en nitrógeno le es muy perjudicial. La planta fija el nitrógeno del suelo por lo que puede cultivarse en terrenos pobres. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *