Acaena Inermis Purpurea

 

Acaena Inermis Purpurea es una planta perenne y rastrera que pertenece a la familia Rosacea, es originaria de Nueva Zelanda, crece de forma natural en el lado este de South Island (isla sur). La planta forma montículos bajos que cubren el suelo, de apenas cinco centímetros de altura y un diámetro por planta de cerca de un metro. En floración las plantas alcanzan diez centímetros de altura.

 

 

Planta muy resistente de tallos muy finos y hojas pequeñas de color purpura con bordes dentados, menos frecuente que la variedad de hojas grises “Acaena Inermis”. Florece en verano, sus flores son de color amarillo o blanco cremoso, las flores fecundadas dan a lugar a frutos redondeados rojizos o morados y espinosos en los que se encuentran las semillas. Necesita una situación totalmente soleada para desarrollarse correctamente, admite distintos tipos de suelo incluso suelos pobres, pero prefiere un suelo compuesto de grava y bien drenado. Queda perfecta en rocallas o en grandes macetas para cubrir la tierra, el color de sus hojas la convierte en una planta muy apreciada en jardinería para crear contrastes en el jardin. Sus hojas pueden perder la intensidad del color mostrándose de color gris purpura, para que adquieran una tonalidad purpura mas intensa es recomendable proporcionar a las plantas abono, el color purpura se acentúa en lugares mas soleados.

 

 

Acaena Inermis Purpurea es una planta de crecimiento medio, generalmente no invasora, pero si se adapta bien puede llegar a serlo. Se adapta a sitios secos pero necesita un poco de humedad en verano con altas temperaturas, las plantas bien establecidas resisten la sequía. Es perfecta para emplazamientos expuestos, costeros y ventosos, puede resistir heladas esporádicas y breves. En climas de inviernos de temperaturas moderadas su vegetación es perenne, si el clima es frió puede perder sus hojas durante el invierno. Podemos cortar ligeramente el extremo de sus tallos a finales de febrero o principio de marzo para que forme nuevos brotes.

 

 

Se multiplica fácilmente por división de matas en primavera o a principios de otoño, extraeremos de la tierra porciones de planta que contengan tallos y raíces y la sembraremos separadamente, mantendremos el sustrato ligeramente húmedo las primeras semanas para que las plantas enraícen correctamente. Es una planta muy fácil de cultivar de bajo mantenimiento, no suele presentar problemas con plagas de insectos y enfermedades. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *