Syngonium

 

Syngonium es una planta herbácea perenne pertenece a la familia Araceae, cultivada frecuentemente como planta de interior. Es originaria de zonas tropicales húmedas de México, Centroamérica y Sudamérica. En su habitad natural tiende a trepar sobre las ramas de los arboles, como planta de interior se cultiva en formas redondeadas y en ocasiones colgantes. Existen muchos tipos, entre ellos destacan Syngonium Podophyllum y sus distintas variedades o híbridos, muy populares como planta de interior,  Syngonium Auritum de hojas brillantes y gruesas y Syngonium Eriphyllum con hojas de color verde oscuro y envés rojizo.

 

 

Sus tallos son largos pueden llegar a medir cerca de dos metros de longitud e incluso mas en la naturaleza, presentan raíces aéreas. Existen diferentes variedades con hojas de color verde dibujadas por nerviaciones blancas o crema, el verde de las hojas que puede ser de distintos tonos e intensidades de color verde. Sus hojas son alargadas, mas anchas y lobuladas en su base “sagitadas”. Las hojas adultas son grandes y mucho mas lobuladas.

 

 

Las plantas en su habitan natural florecen, sus inflorescencias se parecen a las de las Calas, están compuestas de un “Espádice” cilíndrico y largo en el que se reúnen las pequeñas flores y una “Espata” o bráctea ancha y puntiaguda que envuelve el Espádice, la Espata puede ser de color rosa o blanca. Las plantas cultivadas en interior no suelen florecer.

 

 

Syngonium necesita una situación de sombra luminosa, evitar el sol directo que provoca quemaduras en su vegetación. En interior colocar las plantas lejos de las corrientes de aire. Podemos cultivarla en macetas colgantes o en macetas que dispongan de tutores en las que sus tallos puedan trepar y engancharse por medio de sus raíces aéreas o sujeciones.

 

 

Utilizaremos un sustrato rico en nutrientes, suelto y poroso, que contenga turba, mantillo y arena para asegurar el drenaje. Trasplantaremos las plantas de interior en primavera, cada dos años suele ser suficiente, utilizaremos una maceta de tamaño ligeramente superior. Es recomendable añadir en época de crecimiento, un poco de abono liquido mineral, especial para plantas verdes, dos veces al mes en primavera y una vez al mes durante el verano para enriquecer el sustrato. En otoño e invierno no es necesario abonar.

 

 

Mantener el sustrato ligeramente húmedo, pero evitando encharcar la tierra. Riegos abundantes y regulares durante primavera y verano, distanciar los riegos en otoño e invierno a medida que las temperaturas bajen. Con temperaturas cálidas es recomendable pulverizar las hojas, colocaremos las macetas sobre platos o cubre macetas con una capa de grava volcanica o bolas de arcilla húmedas, para incrementar la humedad ambiental. Retirar las hojas secas o dañadas y cortar los tallos demasiado largos para conseguir el nacimiento de nuevos brotes y plantas mas compactas. Necesita temperaturas entre dieciséis y veinticinco o veinte seis grados, las temperaturas inferiores a catorce grados las perjudican.

 

 

Se reproduce por esquejes en primavera, podemos aprovechar los tallos de la poda para obtenerlos. Cortaremos trozos de veinte a veinticinco centímetros de largo que contengan varios nudos, quitaremos las hojas inferiores del tallo e introduciremos en sustrato al menos un tercio de la longitud del esqueje, podemos utilizar hormonas de enraizamiento. El frió, el exceso de agua o falta de humedad, pueden provocar el desmejoramiento de la planta. Puede presentar problemas con ácaros, cochinillas o pulgones, el exceso de riego puede ocasionar ataques de hongos y pudriciones. Trataremos las plantas con insecticidas y fungicidas específicos. DIFICULTAD MEDIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *