Livistonia Rotundifolia-Saribus Rotundifolius

 

La Livistonia Rotundifolia es una palmera de tropical, originaria de Java y de Malaca. Los ejemplares pequeños y compactos son muy populares como planta de interior. Es una planta difícil de mantener con buen aspecto puesto que necesita unas condiciones de cultivo muy especificas, que no suelen ser fáciles de reproducir en casa. Es una planta de crecimiento lento, tiene hojas verdes en forma de abanico muy decorativas, lo que hace que sea una planta muy apreciada para cultivar en el interior. Sus hojas son grandes y brillantes de forma redondeada. Son palmeadas unidas en la parte central de la hoja y divididas en su parte exterior. En los ejemplares adultos cultivados en exterior las hojas pueden llegar a medir un metro y medio de diámentro.

 

img_20160920_100416291

 

Prefiere emplazamientos sombríos o de media sombra. Suelo con turba rico en nutrientes con un buen drenaje, aportes de abono mineral liquido especial para palmeras o plantas verdes en época de crecimiento, también podemos añadir una pequeña cantidad de humus de lombriz a la tierra al principio de primavera. Cuando sea necesario podemos trasplantar a una maceta algo mayor, mejor hacerlo en primavera. Como  planta de origen tropical necesita temperaturas cálidas y alta humedad ambiental. Es muy exigente con el agua de riego, hay que regar regularmente los ejemplares, el sustrato debe permanecer húmedo de forma constante. Durante el verano con temperaturas altas exige riegos abundantes y pulverizaciones constantes, no le gusta el agua fría, debemos utilizar agua tibia para rociar la planta y mantenerla hidratada en todo momento.

 

img_20160920_122923253

 

Si la cultivamos en interior, debemos proporcionarle humedad ambiental, para ello es recomendable colocar la maceta sobre un recipiente con bolas de arcilla y agua, para que al evaporarse proporcione mas humedad a la planta, deberemos reponer el agua a medida que se vaya evaporando. Vigilar el nivel del agua para que no quede en contacto con la base de la maceta, le es muy perjudicial ya que provocaría ataques de hongos y pudriciones. Durante primavera y verano con temperaturas cálidas, podemos situarla en exterior en un lugar protegido luminoso y sombreado. En otoño cuando bajen las temperaturas la colocaremos de nuevo en interior, las temperaturas inferiores a diez grados le son muy perjudiciales.

 

 

img_20160920_122930817

 

Para que la planta se conserve en buenas condiciones hay que vigilar el riego y la humedad ambiental, evitar las corrientes de aire, mantenerla a temperaturas superiores a diez grados, evitar el sol directo y la retención de agua en el sustrato, manteniendo la planta ligeramente húmeda en todo momento. No utilizar agua fría. Mantenerla bien nutrida por medio de abonos. Es una planta bastante exigente. Los ejemplares jóvenes que se cultivan en interior no suelen florecer, las plantas adultas cultivadas en exterior en climas cálidos desarrollan flores de color amarillo agrupadas en racimos, dan paso a frutos de color verde que van cambiando a color naranja y negro cuando están maduros.

 

img_20160920_122950421

 

Se reproduce por semillas, es recomendable dejarlas en agua unos días para reblandecer las cubiertas, de este modo germinaran mas rapidamente. Si se respetan sus condiciones optimas de cultivo no suele ser atacada por plagas ni enfermedades. No es una planta fácil de cultivar lejos de climas tropicales, aunque su atractivo provoca el intento. DIFICULTAD ALTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *