Palmera Bambu-Areca-Dypsis Lutescens-Chrysalidocarpus Lutescens

 

Areca es una planta perenne tropical perteneciente a la familia Arecaceae, es originaria de Madagascar, es una planta muy utilizada como planta de interior. En su lugar de origen es una planta de grandes dimensiones que puede llegar a medir hasta seis metros de altura, en cultivo es frecuente encontrar ejemplares en miniatura que apenas miden veinte o treinta centímetros de altura, así como ejemplares de media altura, que van desde el metro a metro y medio de altura, en ocasiones ejemplares mas grandes de cerca de tres metros.

 

 

 

Las hojas de al Areca se desarrollan a partir de tallos delgados y redondeados de color verde claro o amarillo que crecen desde el nivel del suelo. Las hojas son grandes, arqueadas y compuestas, de color verde brillante. Están divididas en un numero variable de folíolos, entre veinte y cincuenta pares de. Los folíolos son alargados y estrechos y terminan en punta, se desarrollan a ambos lados del raquis de la hoja de dos en dos, las hojas adultas tienen un mayor numero de folíolos.

 

 

Las hojas son verdes, las flores blancas y los frutos amarillos, que se vuelven de color negro cuando maduran, en interior no suele florecer. Es conocida como palmera bambú, porque se aspecto vaporoso la asemeja al bambú. Se puede cultivar en exterior o como planta de interior, es una planta que se adapta muy rapidamente, algunos ejemplares se han adaptado a pleno sol e incluso a bajas temperaturas, pero como planta tropical prefiere temperaturas cálidas y ubicaciones de semisombra si la cultivamos en exterior.

 

 

Cultivada en interior prefiere emplazamientos luminosos pero sin sol directo y ambientes húmedos. Para su cultivo, necesita un sustrato de calidad con un drenaje perfecto, utilizaremos una tierra esponjosa, rica en turba y fértil. Abonar mensualmente con un abono mineral especial para plantas verdes, en primavera podemos abonar quincenalmente. La Areca como planta de interior, es considerada una planta purificadora del aire, lo que la hace muy popular.

 

img_20160913_103709414

 

Regar moderadamente, una vez semanal suele ser suficiente, evitar el exceso de agua, pero mantener el sustrato ligeramente húmedo. Para mantener la humedad es recomendable pulverizar las hojas frecuentemente sobretodo con temperaturas altas, también podemos colocarla sobre un plato o cubre macetas con bolas de arcilla o piedra volcanica mojada, para que cuando se evapore el agua aporte humedad a la planta.

 

 

Regar moderadamente, una vez a la semana suele ser suficiente, evitar el exceso de agua, pero mantener el sustrato ligeramente húmedo. Para mantener la humedad es recomendable pulverizar las hojas frecuentemente sobretodo con temperaturas altas, también podemos colocarla sobre un plato o cubre macetas con bolas de arcilla o piedra volcanica mojada, para que cuando se evapore el agua aporte humedad a la planta.

 

 

La Areca es una planta muy elegante. Puede cultivarse en hidrojardinera, siempre que se vigile en especial, el nivel  del deposito de agua, para que no supere el indicador medio, ya que si es así, la planta sufrirá por acumulación de agua cerca de sus raíces, lo que provoca pudriciones y sufrimiento de la planta.

 

 

Se reproduce por semillas o división de mata, separando de la planta madre parte de los hijuelos que crecen a su alrededor, sembrarlos en macetas individuales, utilizaremos un sustrato de calidad, y lo mantendremos húmedo. Puede ser atacada por cochinillas y hongos, tendremos que tratar con productos específicos hasta su eliminación. Puede sufrir por falta de humedad ambiental, las puntas de sus hojas se vuelven marrones, para evitarlo hay que proporcionarle mas humedad, mediante pulverizadores o platos con piedras mojadas en su base. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *