Violeta de Persia-Violeta de Arabia-Exacum Affine

 

Exacum es una planta herbácea anual o perenne de vida corta perteneciente a la familia Gentianaceae, es originaria de la «isla de Socotra» situada al sur este de Yemen en el mar Arábigo. Es una planta compacta y pequeña de crecimiento redondeado de veinte a veinticinco centímetros de altura y anchura. Sus hojas son pequeñas y ovaladas algo acorazonadas de color verde intenso, crecen de forma opuesta sobre el tallo de dos en dos, están unidas a el por medio de un peciolo corto. Puede durar varios años pero frecuentemente se cultiva como anual.

 

 

Florece en verano, sus flores son pequeñas de color azul o violeta, actualmente hay variedades con flores de color rosado y blanco, tienen cinco pequeños pétalos ovalados y centros de color amarillo perfumados. Situación parcialmente soleada o de sombra luminosa, suelo esponjoso rico en turba bien drenado. Aportes de abono especial para plantas de flor cada dos semanas en época de crecimiento y floración. Es adecuada para cultivar en macetas y jardineras para decorar patios y terrazas y como planta de interior.

 

 

Riegos regulares manteniendo la tierra ligeramente húmeda pero no encharcada, es preferible utilizar agua sin cal. Prefiere humedad ambiental alta por lo que situaremos la maceta sobre un lecho de bolas de arcilla mojadas, evitando que el agua de la base de la maceta quede en contacto con ella, para que la planta drene perfectamente y evitar que sus delicadas raíces se pudran. Retirar los tallos y hojas dañadas y las flores a medida que se secan para favorecer nuevas floraciones. No resiste las temperaturas bajas, si queremos mantener las plantas durante el invierno las colocaremos en interior en un lugar luminoso y lejos de las corrientes de aire. En climas tropicales o subtropicales podemos mantenerla en exterior.

 

 

Se reproduce por semillas que se siembran a finales de invierno cuando el riesgo de heladas haya finalizado, las semillas germinan en dos o tres semanas. Ocasionalmente pueden sufrir ataques de ácaros o de pulgones, los ejemplares afectados deberán ser tratados con productos insecticidas específicos. El exceso de riego o mal drenaje del sustrato ocasiona ataques de hongos y pudriciones. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *