Diascia

 

Diascia es una planta herbácea perenne o anual perteneciente a la familia Scrophulariaceae. Es originaria de zonas meridionales de África como Lesotho y Sudáfrica. Hay variedades perennes y anuales, en su habitad natural las variedades perennes crecen en zonas lluviosas estivales, mientras que las anuales crecen en zonas de lluvia invernal. Actualmente hay muchas plantas híbridas que se cultivan popularmente en jardinería por el colorido primaveral de su floración, la mayoría se cultivan como plantas anuales.

 

 

Diascia es una planta de temporada, solo algunas variedades se comportan como perennes en climas con inviernos de temperaturas cálidas o moderadas. La mayoría de variedades son plantas de poca altura que miden entre treinta y cuarenta centímetros de altura, algunas tiene crecimiento erecto y otras algo colgante. Es una planta de crecimiento redondeado de tallos finos y numerosos. Sus hojas son pequeñas y ovaladas de color verde oscuro.

 

 

Florece en primavera y otoño pudiendo reflorecer en verano. Sus flores son pequeñas y numerosas, de color rosa, coral, lavanda o lila, naranja, rojo y blanco, crecen reunidas en racimos terminales, la planta generalmente deja de florecer cuando las temperaturas veraniegas suben, en climas donde las temperaturas estivales son frescas las plantas florecen durante mas tiempo incluso hasta principios de invierno. Las flores son muy originales, las corolas tiene cinco lóbulos, el lóbulo mas largo y ancho tiene forma de lengua hasta enfrentado por dos lóbulos o pétalos de menor tamaño, rodeados por otros dos pétalos o lóbulos medianos, la flor presenta dos espolones en su parte posterior, en la parte posterior de los lóbulos medianos.

 

 

Situación soleada o de sombra parcial luminosa especialmente en climas muy calurosos. Se puede cultivar en el jardin en solitario o en grupos formando masas de color, en los bordes de los caminos o en la parte delantera de los macizos. Queda perfecta en macetas o cestas colgantes en solitario o formando composiciones junto a otras plantas de floración primaveral. Utilizar un sustrato esponjoso, fértil y rico en turba para su cultivo, prefiere una tierra ligeramente ácida, es importante mantener las raíces húmedas y frescas por lo que cubriremos la tierra con una capa de turba o corteza de pino para mantener la humedad. Es recomendable añadir un poco de abono de liberación lenta en primavera para mantener las plantas bien nutridas.

 

 

Diascia necesita riegos abundantes y regulares en primavera y verano, incrementaremos los riegos en ejemplares cultivados en macetas, regar de nuevo las plantas cuando la superficie de la tierra se haya secado. Necesita un perfecto drenaje no soporta las raíces permanentemente húmedas. Las plantas bien enraizadas pueden soportar periodos de sequía. Después de la floración es recomendable cortar las inflorescencias secas lo que puede ayudar a conseguir nuevas floraciones. Cuando finaliza la floración debe cortarse el extremo de sus tallos, dejando las plantas a alrededor de diez centímetros de altura.

 

 

Las plantas de Diascia florecen mejor con temperaturas suaves, no le gustan las temperaturas elevadas, en verano hay que mantenerlas bien hidratadas y es recomendable podarlas un poco para que crecen y florezcan de nuevo en otoño cuando las temperaturas se suavicen. Pueden resistir heladas débiles pero es aconsejable trasladar las plantas a invernaderos durante el invierno si las temperaturas son bajas.

 

 

Diascia se reproduce por semillas y por esquejes de tallo, sembrar las semillas de Diascia en un sustrato enriquecido, dejar las semillas parcialmente descubiertas, necesitan sol directo para germinar, mantener el sustrato ligeramente húmedo hasta que germinen, suelen germinar en quince o veinte días. Las plantas híbridas no se reproducen por semillas. Para multiplicar por esquejes es recomendable proceder a principios de verano, cortar trozos de tallos de nuevo crecimiento justo debajo de un nudo, quitar las hojas inferiores del esqueje y colocar en un sustrato que contenga arena, podemos trasplantarlo cuando haya desarrollado raíces. No suelen tener problemas con plagas y enfermedades, si hay mucha humedad pueden tener problemas de hongos. Los caracoles y babosas pueden causar daños en su vegetación. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *