Senecio Crassissimus

 

Senecio Crassissimus es una planta crasa perenne de crecimiento erecto perteneciente a la familia Asteraceae, es originaria de Madagascar. Forma arbustos amplios y erectos de cuarenta a sesenta centímetros de altura de tallos redondeados y carnosos de color verde grisáceo o purpura y grisáceos en la base de la planta.

 

 

Las hojas son alargadas, gruesas y carnosas de crecimiento casi vertical, son de color verde y presentan bordes lisos en tonalidades purpureas, de extremos redondeados terminados en un diminuto vértice, las hojas se van estrechando hacia la base, miden entre seis y diez centímetros de longitud y se desarrollan de forma alterna sobre los tallos, unidas a el por medio de un peciolo muy corto. El color purpurea de los margenes de las hojas, del peciolo y de parte de sus tallos se acentúa en condiciones de mucha luminosidad.

 

 

 

Florece en primavera pero puede florecer en otras épocas del año en condiciones favorables de cultivo. Las flores son muy pequeñas y están reunidas en inflorescencias largas que sobresalen por encima de su vegetación, son de color amarillo de alrededor de dos centímetros de diámetro, están divididas en pequeños lóbulos de color amarillo intenso y centros también amarillos. Los tallos florales son largos y redondeados y se desarrollan en el extremo de los tallos de la planta, si la planta esta expuesta a una buena luminosidad adquieren una preciosa coloración violeta.

 

 

Necesita un emplazamiento muy luminoso en donde sus tonos violetas se intensifican, se puede cultivar a pleno sol o sombra parcial, dependiendo del clima de cultivo. Durante el verano o en climas de temperaturas altas prefiere sol directo durante las primeras horas de la mañana y algo de sombra a partir del mediodía. En climas de temperaturas moderadas se pueden cultivar permanentemente en una situación totalmente soleada, los rayos del sol no serán tan abrasadores y no provocaran quemaduras en las hojas.

 

 

img_20161004_183322060

 

Adecuada para macetas y para cultivar en el jardin, en climas de inviernos fríos es recomendable cultivar en macetas para poder proteger los ejemplares fácilmente durante el invierno. En climas de temperaturas moderadas invernales es una planta ideal para rocallas, formando composiciones junto a otras plantas de cuidados similares con pocas necesidades de agua, también para macetas o jardineras permanentemente en exterior en solitario o en composiciones, queda perfecta combinada con plantas crasas de pequeña altura y hojas pequeñas.

 

 

El suelo debe ser suelto y poroso que drene perfectamente, utilizaremos un sustrato especial para plantas crasas y cactus que esta especialmente formulado para que drene perfectamente ya que contiene arena y pequeño áridos de distintos tamaños para que la tierra sea mas porosa. En macetas colocaremos una capa extra de grava en el fondo de la maceta para asegurar el drenaje, y evitaremos colocar platos bajo ellas para que el agua sobrante del riego fluya perfectamente. En primavera o principios de verano podemos incorporar junto con el agua de riego un poco de abono especial para cactus y plantas crasas una vez al mes sera suficiente.

 

 

Los riegos deben ser moderados y relacionados con el tamaño de la planta, los ejemplares jóvenes admiten riegos mas frecuentes que los adultos pero muy livianos, regar con muy poca cantidad de agua. En ejemplares adultos como regla general es suficiente efectuar un riego semanal en verano y en invierno con temperaturas bajas un riego cada dos o tres semanas evitando empapar el sustrato. Se recomienda dejar secar el sustrato entre riegos y no mojarlo demasiado para evitar pudriciones. Si es posible regar a primeras horas del día para que las plantas permanezcan bien escurridas y secas durante la noche. Las plantas crasas almacenan grandes cantidades de agua en sus tallos y hojas lo que les permite resistir periodos de sequía

 

 

 

Senecio Crassissimus no resiste las heladas, en climas fríos se debe cultivar en un emplazamiento protegido o en invernaderos. Puede resistir temperaturas frías breves y esporádicas ocasionales pero no continuadas que provocaran la muerte de la planta. Prefiere temperaturas de entre dieciocho y veintiocho grados para desarrollarse correctamente. No necesitan mucha poda, eliminar las hojas secas y estropeadas y cortar los tallos florales desde su base cuando finalice la floración. En plantas jóvenes podemos cortar en primavera el extremo de sus tallos para que la planta ramifique.

 

 

Se reproducen fácilmente por medio de esquejes terminales o por hojas como la mayoría de plantas crasas. Si utilizamos hojas es un proceso largo hasta conseguir plantas bien formadas. Podemos utilizar los restos de poda de formación para obtener esquejes, es recomendable dejar cicatrizar las heridas provocadas por el corte antes de sembrarlos, escogeremos un esqueje que contenga varias hojas y lo colocaremos en un sustrato drenante rico en arena, pasado un tiempo el esqueje desarrollara raíces.

 

 

Senecio Crassissimus es una planta muy fácil de cultivar de poco mantenimiento adecuada para jardines de poco riego, en buenas condiciones de cultivo no suele tener problemas con plagas de insectos o enfermedades. Ocasionalmente pueden aparecer cochinillas que deberemos tratar al menor indicio con un producto insecticida especifico. El riego inadecuado y un mal drenaje pueden ocasionar pudriciones por lo que regaremos la planta solo cuando sea necesario. El exceso de frió puede acabar con las plantas. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *