Sedum Spectabile-Hylotelephium Spectabile

 

Los Sedum en general, son plantas que crecen de forma silvestre en  muchos países, especialmente en México y países del sur de Europa. Son plantas crasas de hojas carnosas. El Sedum Spectabile es una planta perenne, de crecimiento redondeado, sus hojas son gruesas y aplanadas de color verde claro azulado y bordes dentados. También es conocido por Hylotephium Spectabile o Herbsfreude la variedad Autom Joy.

 

 

 

Es una planta muy rustica adecuada para borduras y rocallas. Sus hojas son carnosas, en ellas la planta acumula reservas de agua. Sus tallos surgen desde la base de la planta no están ramificados, crecen erectos, pueden medir de treinta a cincuenta centímetros de altura, la planta puede medir una anchura similar.

 

 

 

Florece de mediados de verano hasta mediados de otoño. Sus flores son muy bonitas y decorativas, son pequeñas y surgen reunidas en grupos terminales que sobresalen por encima de sus hojas. Al principio son verdosas, pasan a tonos blancos hasta que abren, en un tono rosa muy bonito, tienen cinco pétalos y forma estrellada.

 

 

 

 

Podemos situarla a pleno sol o en emplazamientos de sol parcial, algunas horas de sol directo al día serán suficientes para que desarrolle sus inflorescencias. Prefiere suelos ricos en materia orgánica, que contengan arena gruesa para facilitar el drenaje, este es esencial para plantas crasas y suculentas. Admite suelos pobres y rocallas, pero agradecerá suelos mas ricos.

 

 

 

 

Podemos cultivarla directamente en el suelo del jardin, queda muy bien en borduras delante de otras plantas de mayor altura. En macetas redondeadas y anchas queda muy decorativa, es recomendable trasplantar los ejemplares jóvenes cada dos años, cuando los cultivamos en macetas grandes es suficiente cambiar parte de la tierra sustituyéndola por una nueva.

 

 

 

 

En época de crecimiento durante la primavera y el verano, requiere riegos regulares, cuando disminuyen las temperaturas iremos distanciando los riegos. En invierno apenas necesita riegos, sobretodo si ha perdido la parte aérea, debido al descenso de temperaturas. En primavera suele volver a brotar de nuevo desde la base. Hay que evitar retención de agua en el sustrato o en el plato en caso de cultivar la planta en macetas. Podemos abonar ligeramente en primavera.

 

 

 

 

Eliminaremos los tallos y hojas secas antes del despertar primaveral cortando los tallos desde la base de la planta tan pronto como aparezcan los nuevos brotes. Podemos reproducir la planta por esquejes o por división de mata, al inicio de la primavera. Utilizaremos una mezcla de sustrato rico en turba con arena gruesa para facilitar el drenaje.

 

 

 

 

Colocaremos una capa de grava volcanica o áridos en el fondo de la maceta. Es una planta muy resistente y fácil de cultivar, no suele ser atacada por plagas ni enfermedades. Sus principales enemigos son el exceso de agua y las heladas. PLANTA DE DIFICULTAD MUY BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *