Mammillaria Compressa

 

Mammillaria Compressa es una planta perenne perteneciente a la familia Cacteceae y al genero Mammillaria, es originaria de México donde se desarrolla de forma natural en zonas desérticas. Es una planta de forma redondeada, gruesa, de alrededor de quince o veinte centímetros de altura y de seis a ocho centímetros de diámetro. Las plantas adultas desarrollan plantas mas pequeñas a su alrededor formando grupos mas o menos numerosos.

 

 

 

El cuerpo del cactus es de color verde grisáceo y forma globosa o redondeada, esta compuesto por estructuras mas pequeñas de forma piramidal en cuyos vértices se encuentran las areolas, estas están cubiertas de una fina vellosidad blanca y contienen de cuatro a seis espinas radiales, mas o menos largas, de color blanco y en ocasiones marrones.

 

 

 

Las flores se desarrollan en las hendiduras, que se encuentran entre las estructuras o abultamientos piramidales que forman parte de la superficie del cactus, las flores se forman especialmente en la parte superior del cactus, son pequeñas de alrededor de un centímetro de diámetro y de color rosa intenso o purpura, las flores dan paso a frutos rojizos en cuyo interior maduran pequeñas semillas.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, admite sombra luminosa. Suelo poroso, arenoso y bien drenado, podemos utilizar para su cultivo un sustrato comercial, especialmente formulado para el cultivo de cactus y suculentas, que contiene pequeños áridos y arena gruesa que aseguran un perfecto drenaje. Son adecuados para cultivar en macetas y en rocallas o zonas secas del jardin.

 

 

 

Riegos escasos y distanciados evitando empapar el sustrato, los cactus son gruesos y retienen la humedad, pudiendo resistir periodos de sequía, son muy sensibles al exceso de humedad en el sustrato, pudriéndose fácilmente. Un riego semanal en verano y uno o dos riegos leves mensuales en invierno, suelen ser suficientes. Si las temperaturas son muy bajas es recomendable mantener el sustrato seco para evitar pudriciones.

 

img_20161007_165654250

 

 

Mammillaria Compressa no necesita poda, solo es recomendable quitar los cactus secos y estropeados en ejemplares adultos que hayan desarrollado grandes grupos, para proteger el resto de plantas. Resiste temperaturas bajas positivas, pero no las negativas ni las heladas. En climas fríos es recomendable cultivar las plantas en interior o en invernaderos, en climas muy lluviosos es mejor cultivar las plantas en macetas, situándolas bajo voladizos o porches, para proteger las plantas de una excesiva humedad.

 

 

 

Se reproduce por separación de pequeñas plantas que la planta madre desarrolla a su alrededor, el mejor momento para separar los «hijuelos» es en primavera cuando las plantas reanudan su crecimiento, generando mas rapidamente nuevas raíces que facilitan el establecimiento correcto de los pequeños cactus. También podemos reproducirlos por semillas en primavera, pero es un proceso muy lento hasta conseguir plantas manejables.

 

 

 

Las plantas de Mammillaria Compressa son plantas muy resistentes a plagas y enfermedades, ocasionalmente puede aparecer algún acaro que se eliminara fácilmente pulverizando ligeramente la planta con agua, evitando empapar el sustrato. Sus principales enemigos son el riego excesivo, drenaje insuficiente y frió intenso que pueden ocasionar pudriciones y el colapso de las plantas. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *